Halcón Peregrino (Falco peregrinus)

Halcón Peregrino (Falco peregrinus)

Profr. Juan Vidal Castro

Es una de las aves más rápidas del mundo y posiblemente alcance los 320 kilómetros por hora al descender en picada desde grandes alturas para atacar a su presa.

 

 

Los halconeros y los biólogos lo consideran una de las aves de rapiña más nobles y espectaculares. Si bien se lo puede encontrar en los seis continentes, el peregrino es poco frecuente en la mayoría de las zonas, incluida la Reserva Ecológica Sierra de Álamos-Río Cuchujaqui.

 

 

 

FAMILIA: Falcos
ESTADO DE CONSERVACIÓN:
La concentración de pesticidas en sus presas causó dificultades generalizadas para su reproducción desde la década de 1940 hasta la de 1970, y las especies desaparecieron de la mayor parte de su zona de nidificación anterior. Se le ha reinsertado en muchas zonas templadas de América del Norte, y las poblaciones de nidificación en el Ártico también han experimentado una cierta recuperación. Las poblaciones actuales parecen estar estables o en crecimiento.

 

 

 

HÁBITAT:
Campos abiertos, acantilados (en montañas o en la costa) y a veces ciudades.

 

 

Dentro de su amplia zona de distribución, se lo encuentra en una gran variedad de hábitats abiertos, desde tundras hasta montañas desérticas.

 

 

A menudo habita cerca del agua, especialmente a lo largo de la costa, y los que migran pueden volar lejos en dirección al mar.

 

 

Su hábitat se ve limitado por la disponibilidad de lugares para nidificar y conseguir presas, y a menudo se desplaza hacia las ciudades y nidifica en cornisas de edificios y se alimenta de palomas.

 

 

 

COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO:
A menudo caza volando muy alto para luego descender en picada de manera espectacular y atacar a la presa en el aire en pleno vuelo.

 

 

Puede atacar y dejar inconscientes a las presas grandes en el aire y alimentarse de ellas en el suelo en el lugar en que caigan.

 

 

También persigue a la presa volando a su misma altura luego de detectarla desde su una posición elevada o durante el vuelo. Puede volar a muy baja altura sobre el suelo o el mar y sorprender a su presa.

 

 

 

HUEVOS:
3 o 4, a veces 2 o 5 y rara vez 6. De color blancuzco a marrón rojizo pálido con manchas fuertes de color marrón tostado.

 

 

La incubación la realiza mayormente la hembra y dura entre 32 y 35 días. El macho le lleva alimento a la hembra durante la incubación.

 

 

 

CRÍA:
Al principio, la hembra permanece con las crías y el macho les lleva el alimento; más adelante, la hembra también sale a cazar. Las crías realizan su primer vuelo entre los 39 y los 49 días de edad.

 

 

 

DIETA:
Mayormente aves. Se alimenta de una amplia variedad de aves. Por lo general, las palomas son la presa preferida en las ciudades y suelen capturar patos y aves playeras a lo largo de la costa.

 

 

Se sabe que es capaz de atrapar presas tan grandes como colimbos, gansos o gaviotas grandes y otras tan pequeñas como los pájaros cantores. También se alimenta de unos pocos mamíferos pequeños, en ocasiones de insectos y rara vez de carroña.

 

 

 

NIDIFICACIÓN:
Puede permanecer con una misma pareja de por vida. Las exhibiciones territoriales o de cortejo incluyen vuelos altos en círculos por parte del macho y descensos en picada y persecuciones espectaculares por parte de ambos sexos.

 

 

El macho alimenta a la hembra. Los peregrinos en reproducción protegen de intrusos la zona inmediata al nido, pero cazan en una zona mucho más amplia. Nido: a menudo, se ubican en cornisas de acantilados y, en otras ocasiones, en huecos en troncos quebrados de cronoxilos o en nidos usados anteriormente por otras aves de gran tamaño en árboles. En algunas zonas, puede nidificar sobre el suelo en la cima de una colina.

 

 

También se sirve de las cornisas de edificios, puentes y otras edificaciones. Algunos lugares de nidificación pueden ser utilizados durante muchos años, y no construye nido, sino que simplemente escarba y luego pone los huevos en el lugar.

 

 

 

MIGRACIÓN:
Reside de forma permanente en la costa noroeste y en algunas regiones templadas; los que nidifican en el norte suelen migrar largas distancias y muchos se dirigen a Sudamérica. Los ejemplares migrantes a menudo viajan a lo largo de la costa y periódicamente se los suele ver en el mar.

Dejar un Comentario