Grito en Cajeme  es de angustia

Grito en Cajeme es de angustia

En Cajeme todos los días se da el “grito”, no solamente el 15 de septiembre.

Antesala / Francisco González Bolón

En una comunidad que parece comenzar a acostumbrarse a la violencia, afortunadamente aún hay miles de ciudadanos que se resisten a ello.

Hay en los habitantes de esta región un grito ahogado de desesperación porque no ven el liderazgo que venga a romper con la tendencia de uno o más asesinatos cada día.



Se ha llegado al extremo en muchos de no querer asomarse a las calles, por más que se repita que los asesinatos son “entre ellos”. Pero como dice el “champion” en las transmisiones de box: “las balas perdidas existen, Carlitos”.

Conmueve, sin duda, y ese es un signo alentador de que la violencia nos golpea pero no nos tumba, el saber la aparición de hasta siete cabezas humanas sin sus respectivos cuerpos.

El horror se refleja en las caras mientras las autoridades nos dicen que viven tranquilamente, sin sobresaltos. Pues cómo no, con decenas de policías en la guardia personal. Así, ni quien se atreva.

Y en las salas de redacción, siempre el reportero al pendiente de que sean después de las 9 de la noche para comenzar a “trabajar”.

Bueno, algunas veces, debe confesarse, la “tracatera” inicia desde la madrugada y desquicia todo. Desde los horarios de cierre en los periódicos hasta los nervios de los vecinos.

Ciertamente se concede razón a quienes piden que alguien “de arriba” venga a explicar lo que está pasando. Pero ellos, los de arriba, hacen como que la virgen les habla.

Hoy, el grito será de angustia. Por las decenas de muertos y desaparecidos. Que forman o formaban parte de la delincuencia, excusa de las autoridades, es lo de menos, pues de cualquier forma golpea el estado anímico de la población.

La sociedad quiere paz. Y la pide “a gritos”.

 

CARRERA BINACIONAL YAQUI

Arrancó ayer en Vícam la Carrera Histórica Binacional 2018, con la participación de jóvenes deportistas yoremes de los ocho pueblos de la Tribu Yaqui, en una emocionante aventura que busca cruzar la frontera de México con Estados Unidos y llegar a territorio de la Pascua Yaqui, en Arizona.

Este evento se realiza para conmemorar el 40 aniversario del reconocimiento de la Tribu Yaqui en Estados Unidos, además de pretender afianzar los lazos entre los hermanos de Sonora y Arizona.

Ojalá que así como esta carrera ha unido a los ocho pueblos, también así se lograra en otros aspectos para que haya un verdadero desarrollo en esas comunidades que tan olvidadas están de la mano de las autoridades, cuando de beneficiarlos se trata, pero tan cerquita, cuando dividirlos interesa.

Para comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario