Fantasma antimigración recorre el planeta

Fantasma antimigración recorre el planeta

EL UNIVERSAL.-

Contundente y directo, el español Carlos Maldonado Castillo, jefe de la delegación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Costa Rica, afirmó que “un fantasma recorre al mundo en contra de las migraciones”.

De 60 años, con 32 en Acnur y tres en Costa Rica, Maldonado dijo que el escenario global es de pesimismo ante las masivas oleadas mundiales de migrantes irregulares y de refugiados. En entrevista, recordó que Acnur advirtió este mes que 2017 fue el quinto año consecutivo con un aumento mundial de la migración forzada al cerrar con 68.5 millones de desplazados, con unas 44 mil 500 al día o una cada dos segundos.

También alertó, en mayo anterior, por el acelerado aumento del desplazamiento a la fuerza de personas —en especial mujeres y niños sin compañía o separados de sus familias— por la violencia y la persecución en Guatemala, El Salvador y Honduras hacia México, Estados Unidos, Belice, Costa Rica y Panamá. ACNUR reveló que, a finales de 2017, en todo el mundo hubo más de 294 mil personas solicitantes de asilo y refugiadas procedentes de esos tres países, 58% más que en 2016 y 16 veces más que en 2011.

—¿Cuál es el escenario actual en Centroamérica?

—Hay un incremento significativo de solicitudes de refugio en Costa Rica de ciudadanos de El Salvador, Honduras, Venezuela, Colombia y últimamente Nicaragua (por la crisis sociopolítica en ese país).

Usa Trump a niños

Juan P., un migrante hondureño que al llegar, en mayo, a Estados Unidos con su hija de seis años sufrió el drama de la política de separación familiar aplicada por la administración de Donald Trump, dice que las autoridades le exigieron firmar una orden de deportación “voluntaria” a cambio de regresarle a la pequeña.

El testimonio de este centroamericano, quien pidió no se usara su nombre real, confirma versiones de otros migrantes sobre esta advertencia de los agentes estadounidenses, un tema que ya está bajo investigación de grupos como la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU).

El hondureño se encuentra en un centro de detención en las afueras de Houston y está desesperado por ver a su hija, quien fue enviada a un albergue en Arizona. “La encerraron con otros niños… debe estar sufriendo mucho”, lamenta. Su gran temor, añade, es que decidan deportarlo sin entregarle a su niña.

Dejar un Comentario