Factores familiares llevan a alcoholismo

Factores familiares llevan a alcoholismo

Roberto Aguilar

Cada vez son más los jóvenes que caen en las garras del alcoholismo y esto es provocado por algunos factores que se originan en casa.

 

 

Algunos de ellos han logrado salir de este mundo y comparten su experiencia para que otros jóvenes no lo hagan.

 

 

Caer en este mundo hoy en día es muy común en la juventud, pero superar la drogadicción es un reto grande que viven algunas personas, tal es el caso de tres jóvenes que compartieron sus testimonio de vida, para invitar a la juventud que ya está en ese mundo que busque ayuda o prevenir que los jóvenes caigan en las redes de este vicio.

 

 

América, Rodolfo y Alina, cayeron en el mundo de la drogadicción y ahora dan testimonio de lo que vivieron con el fin de hacer conciencia.

 

 

CARECIÓ DE FIGURA PATERNA
La primera en contar su testimonio fue América, quien a sus trece años le tocó entrar al mundo de la drogadicción por la falta de una figura paterna, causa que ella culpa de ser la causante de su depresión.

 

 

“Yo consumía mariguana, coca, lata, chemo y foco, me corrieron de seis escuelas y me la llevaba en la calle, con unos morros y morras, consumiendo todos bien locos, mi hermanito me iba a buscar y hacía lo mismo que yo”, comentó.

 

 

Por su fortuna, dijo, que entrar a un programa de rehabilitación le permitió salir a delante y trabajar sus problemas emocionales por la ausencia de la figura paterna y a la par apoyar a su hermanito.

 

 

LA INFLUENCIA DE UNA MALA AMISTAD
Otra historia es la de Rodolfo, quien a pesar de contar con todos los recursos, educación y apoyo de sus padres, las malas amistades y el deseo de entrar a un grupo de amigos, lo orilló a vivir esta terrible experiencia que terminó por dejarlo en la calle sin el apoyo de su familia.

 

 

“Lo mío no fue falta de educación, fueron las malas amistades las que me llevaron a esta terrible experiencia. Gracias a mis papás logré salir, a pesar de que ya me habían corrido de mi casa, tuve una segunda oportunidad y la aproveché”, narró.

 

 

Refirió que en ocasiones los padres de familia creen que por dar todo a manos llenas, van evitar que sus hijos caigan en esta tentación y que en muchas ocasiones vale más la compañía que el dinero.

 

 

BUSCA SALVAR A JÓVENES
Alina consumía droga desde los 15 años y a sus 21 es un ejemplo de perseverancia y ahora se ha vuelto una herramienta importante para salvar vidas perdidas por la drogadicción.

 

 

“Empecé con la mariguana y luego pastillas, hasta que empecé a tener muchos problemas con mi familia. Pensé que tenía control en mi vida pero llego un momento que no fue así y perdí el control y afortunadamente ahora puedo dar mi testimonio de vida para ayudar”, señaló.

 

 

Todas estas historias fueron conmovedoras y tristes, pero con un trasfondo de superación y ganas de salir adelante, para que los jóvenes que las escucharon atentamente se lleven una buena enseñanza para no entrar en ese mundo.

Dejar un Comentario