El SAT y tus impuestos

El SAT y tus impuestos

Existen algunos motivos justificables por los que la devolución de los impuestos no se realizó por parte de las autoridades.

 

 

Muchas personas no conocen el proceso, ni los requisitos para hacer válida la devolución del saldo a favor que se genera resultado de dicha declaración.

 

 

Antes que nada, debes saber que esta devolución no es una condonación o premio que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) otorga. Se trata de un derecho como contribuyente fiscal cuando se deposita en tu cuenta el excedente que generaste en tu declaración.

 

 

“Digamos que en un mes declaraste cierta cantidad, entonces el SAT te asigna una tasa determinada, pues piensa que será un ingreso recurrente; si los meses posteriores declaras menos, la tasa cambiará y al final del año se dividen los ingresos declarados entre doce (meses) y la diferencia puede ser un saldo a favor o en contra. Si es a favor, te devuelven ese dinero; si es en contra, deberás pagar lo que falta”, explica Manuel Bautista, representante de Microsip en la Ciudad de México.

 

 

Estas devoluciones se realizan con base en un tabulador que el SAT determina para personas físicas y morales:

 

 

Por un lado, tenemos la forma automática. El contribuyente presenta su declaración y en un lapso de 15 a 20 días se le deposita su dinero. En dado caso que no se haga así, es porque el SAT tiene una variación en las cifras y no coinciden con las que declaró el contribuyente. En este caso se debe iniciar un proceso de requisito de devolución en el cual se vuelven a llenar formatos, entregar estados de cuenta, etc.

 

 

Si el saldo final es menor de 10 mil pesos, se deposita dentro de 25 días hábiles, aproximadamente; pero si el monto a devolver excede los 50 mil pesos, el proceso puede retrasarse y se requiere de una firma electrónica.

Dejar un Comentario