Diálogo con el “narco” es común: Ruy Rendón

Diálogo con el “narco” es común: Ruy Rendón

El arzobispo de Hermosillo detalló que él mismo asistió con familias de jóvenes sicarios quienes buscaban la conversión de sus hijos

Por: Mónica Miranda

Alrededor de 25 sacerdotes han muerto en el país los últimos años a causa de la violencia originada por miembros del crimen organizado y otros grupos delincuenciales, por lo que el diálogo con cabezas y colaboradores del “narco”, es una práctica común entre los obispos, indicó Ruy Rendón Leal.

El arzobispo de Hermosillo dijo que en comunidades de la sierra y pueblos donde gobiernan los cárteles de la droga, los sacerdotes se acercan tanto a las familias involucradas como a las que son víctimas del crimen organizado, para llamar a la corrección y cambio de vida.

Lo anterior, a propósito de la declaración que hizo el obispo de Guerrero Salvador Rangel, sobre diálogos que sostiene con narcotraficantes para incitarlos a la paz.

“Esto sin duda todos lo hacemos, en buen plan, en el sentido que el mensaje que nosotros transmitimos es un mensaje que busca no sólo tranquilizar las conciencias sino invitar a todas las personas a la conversión, a un cambio de vida, seguramente el señor obispo Salvador Rangel tuvo la oportunidad de entrar en contacto con estas personas en Guerrero”, manifestó.

El arzobispo de Hermosillo detalló que él mismo en la Sierra de Durango, durante su ministerio asistió personalmente con familias de jóvenes sicarios, quienes buscaban la conversión de sus hijos.

Que se actúe con rectitud, ética y discrecionalidad, pidió el arzobispo de Hermosillo en el nuevo proceso de extinción de dominio que aplicará la Fiscalía de Sonora a través de un área especializada a ex funcionarios que hayan adquirido de manera ilícita ciertos bienes.

Dijo que esto a fin de no condenar a alguien desde el inicio, mientas no se compruebe su culpabilidad.

Señalo que se mantendrá respetuoso de proyectos como este que pone en marcha el Gobierno de Sonora y considera positivo que las autoridades estén haciendo algo por cuidar los recursos públicos ya que la corrupción es uno de los males más grandes que aquejan al país en todas las estructuras sociales.

“Hará que la sociedad recupere, no sólo los bienes que le fueron arrebatados injustamente, sino también que recupere la confianza en los servidores públicos, ya que, al paso del tiempo, la corrupción e impunidad podrán ir desapareciendo para darle lugar a la transparencia”.

Reiteró que la paz en cualquier circunstancia, se hará efectiva hasta que la justicia llegue y pese a que desconoce el funcionamiento exacto de dicha unidad especializada, tiene entendido dijo que los ciudadanos podrán hacer denuncias de los funcionarios que hayan adquirido de manera ilícita un buen patrimonio.

Dejar un Comentario