Detallan tráfico de droga de “El Chapo”

Detallan tráfico de droga de “El Chapo”

 

APRO.-

Tres agentes federales de Estados Unidos deta­llaron al jurado del juicio contra el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, métodos sofisticados de tráfico de cocaína, por tren y mar, desde México y Colombia.

Mediante videos y fo­tografías como evidencia de prueba, Tod James Bagetta, oficial de la Guardia Costera de Es­tados Unidos, mostró al jurado cómo narco­traficantes colombianos transportan, en alta mar, varias toneladas de cocaí­na de su país a México, en pequeños submarinos semisumergibles que pa­san desapercibidos ante cualquier radar.

En la sala del juez Brian Cogan, de la Corte Federal del Distrito Este, en el barrio de Brooklyn, Nueva York, Bagetta detalló un episodio de confiscación de cocaína ocurrido en septiembre de 2008.

“Fue la primera in­cautación realizada en la noche de un submari­no semisumergible y del arresto de la tripulación”, dijo Bagetta en la Corte.

Guiado por la video­grabación y fotografías del evento, el agente de la Guardia Costera na­rró esa noche su fragata que navegaba a 350 mi­llas náuticas de la costa de San José, Guatema­la, observó movimientos extraños de un aparato, inmediatamente identifi­cado como un vehículo de transporte marítimo.

La nave, bajo el man­do de Bagetta, se dirigió hasta el semisumergible por la retaguardia para no alertar a los tripulan­tes.

El agente federal es­tadunidense explicó al jurado que, en ese tiem­po, era común que los narcotraficantes que usa­ban los semisumergibles y que navegan por alta mar, a uno o dos metros de profundidad, cuando detectaban que eran des­cubiertos abrían una es­cotilla especial, salían del submarino y hundían en menos de cinco minutos.

Detalló que esa táctica la usaban para destruir el contrabando de droga y que al ser rescatados por los guardacostas de cualquier país no podían acusarlos de tráfico de narcóticos.

“Mis hombres pudieron subirse en la plataforma superior del submarino, sin ser detectados”, afir­mó Bagetta.

Dejar un Comentario