De la gloria, al abandono

De la gloria, al abandono

Oviel Sosa

Los momentos gloriosos que se plasmaron en el estadio Jesús Hoyos, donde se gestaron encuentros épicos que hicieron cimbrar las gradas, son ahora parte del pasado que encierra dicho inmueble, debido a que hoy en día está fuera de circulación.

 

 

Hablar de softbol en la localidad es citar mencionado estadio, el cual a lo largo de sus años ha servido como sede de diversos torneos de carácter estatal, nacional e internacional. Como cuando se desarrollaron los Panamericanos de Softbol en la década de los 80, o se jugó el nacional de Primera Fuerza en los inicios de los 70.

 

 

En la actualidad el vandalismo y la falta de apoyo por parte de las autoridades han convertido tal espacio en un sitio usado por malvivientes que lo utilizan como refugio y quienes poco a poco lo están desmantelando.

 

 

Desde hace dos meses la actividad que venía efectuando la Liga Municipal de Softbol Municipal, certamen en el que participan cerca de 150 elementos repartidos en 6 equipos se vio forzada a frenar las acciones porque que el cableado fue robado. En los baños brota agua potable, producto de una fuga y la maleza invade el campo. Aspectos que impiden que el estadio sirva para realizar la práctica del softbol.

 

 

De esta manera los instantes majestuosos que se plasmaron en el estadio, están lejos de volverse a presentar por la situación tan deplorable en la que se encuentra el Jesús Hoyos. Por lo que los peloteros que usan el espacio, piden a las autoridades competentes que no dejen caer un lugar que encierra la historia del softbol en la localidad.

Dejar un Comentario