Cuida tu alimentación en verano

Cuida tu alimentación en verano

Por: Roberto Aguilar

Uno de los principales retos cuando llega el calor es mantener una dieta balanceada con los nutrientes requeridos para estar sanos y fuertes para mitigar el calor, dijo Alonso Gutiérrez.
El nutriólogo del Centro de Atención Humana de Navojoa, dijo que dentro de los platos propios del verano las ensaladas ocupan, sin duda, un lugar predominante.
Además el mantenerse bien hidratado es fundamental. Para ello, la bebida de preferencia será el agua, ya que el exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más fácil sufrir deshidratación, lo que es particularmente peligroso en el caso de los niños y los ancianos.
“En verano apetecen más los alimentos frescos y en nuestra gastronomía hay valiosos platos como las ensaladas, que combinan varias hortalizas y verduras. Es importante dar prioridad a estos alimentos que nos aportan agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y antioxidantes”, dijo.
Señaló que al menos tres piezas de fruta cada día, lo cual ayuda a hidratarse y también a mantener las defensas antioxidantes de nuestro organismo.
Tener a disposición, alimentos vegetales de color rojo, amarillo o naranja, ricos en betacarotenos y otros antioxidantes, además de las zanahorias, calabaza, pimiento rojo, melón y espinacas y berros (verdes por su alto contenido en clorofila, pero también por su contenido en carotenos).
Otra opción es optar por pan integral para los bocadillos y sándwiches, ya que aporta más fibra, más vitaminas y minerales que el pan blanco. Igualmente, opta por las versiones integrales de cereales, pasta, arroz, etc.
“No te olvides las legumbres, las legumbres son un alimento altamente recomendable, por su alto valor nutritivo y su contenido en fibra. En verano apetecen más en forma de ensalada. Se recomienda consumirlas al menos dos veces por semana”, dijo.
Alonso Gutiérrez, dijo que el pescado es un alimento fundamental en la dieta y las carnes rojas y blancas. Evitar las bebidas azucaradas, ya que esas provocan deshidratación.
Concluyó que, siempre es preciso extremar la higiene al manipular los alimentos y lavarse las manos frecuentemente para evitar posibles intoxicaciones alimentarias.

Dejar un Comentario