Crecen adicciones entre las mujeres

Crecen adicciones entre las mujeres

Ansiedad, depresión, violencia familiar y trastornos de conduc­tas, son las principales causas del inicio en el consumo y abuso de sustancias nocivas en mujeres de la Entidad, revela estudio impul­sado por el Instituto Sonorense de las Mujeres (ISM), informó su coordinara ejecutiva, Blanca Luz Saldaña López.

Con el apoyo del Programa de Fortalecimiento a la Transversali­dad de la Perspectiva de Género, del Instituto Nacional de las Mu­jeres (INMujeres), el ISM realizó un proceso de licitación que llevó al Centro de Investigación en Ali­mentación y Desarrollo (CIAD) a ejecutar un estudio para dar cum­plimiento a la meta: “De las accio­nes, programas y políticas sobre el consumo y abuso de sustancias nocivas de las personas en la En­tidad Federativa con perspectiva de género con la finalidad de crear una ruta crítica de atención a esta problemática que contenga accio­nes dirigidas a mujeres”.

La coordinadora ejecutiva del ISM inauguró el evento en el que se dieron a conocer los resultados de este estudio, que tiene como objeti­vo prevenir el inicio en el consumo de drogas legales como tabaco y alcohol, así como ilegales, duran­te la infancia y la adolescencia, a través de acciones de difusión de información seria, responsable, científicamente comprobable y accesible sobre las consecuencias de hacerlo, mediante el fortaleci­miento de las políticas públicas en materia de adicciones.

Rosario Román Pérez, inves­tigadora del CIAD, fue la encar­gada de liderar este proyecto que se llevó a cabo con 112 mujeres, internas de 12 centros de rehabi­litación de Hermosillo, Nogales y Ciudad Obregón.

Román Pérez indicó que, aun cuando el porcentaje de hombres que consumen algún tipo de dro­gas es mayor, el porcentaje de mujeres va en aumento y quie­nes consumen rompen desde temprana edad con estereotipos de género y toman decisiones sin ponderar riesgos.

Las drogas de mayor impacto, de acuerdo a este estudio son: el tabaco, “crystal”, mariguana y sedantes, y se refiere que aque­llas mujeres a las que se cues­tionó se encuentran en rehabili­tación por el uso de más de una sustancia.

Dejar un Comentario