CIBACOPA, lo que era esta liga de desarrollo en México…

Por: Joel Luna

 

CIBACOPA, lo que era esta liga de desarrollo en México, un verdadero ejemplo para las demás circuitos, se volvió una vergüenza. Es cierto que el espectáculo tiene que prevalecer, pero al grado de dejar fuera a los mexicanos y no tomarlos en cuenta para estar en la duela gran parte del tiempo; es mucha la afición que se está inconformando con esta situación. El ejemplo más claro es el equipo de casa, Halcones, donde vemos a la plantilla de mexicanos como meros espectadores, sólo son utilizados como equipo de entrenamiento; tal parece que no sirven más que para completar las dos quintas que ocupa el entrenador para hacer su esquema de juego, pero ya en la duela no son tomados en cuenta. Es humillante ver a un mexicano jugar los últimos dos minutos de cada cuarto, o cuando entran en tiempo regular lo hacen por poco, pero muy poco. ¿Qué a caso no sirven?
La única ocasión que vemos un mexicano en la duela son los diez minutos del segundo cuarto, donde es obligatorio alinear un novato, pero se nota la desesperación de los entrenadores porque se acabe ese cuarto y volverlo a relegar a la banca.
Hagan un análisis de todas las escuadras y observen a los cinco titulares. En la duela no hay un solo mexicano en la mayoría de los equipos.
Señores, estamos en México; no es posible que en nuestro propio país estemos discriminado a los deportistas. Ya basta de dirigentes que son rebasados por la mercadotecnia, hay que regresar a los orígenes de esta liga que desde hace rato dejó de ser de desarrollo.
Y desgraciadamente en Obregón los directivos se engancharon con esta situación, en el equipo de casa hay talento y de sobra como para que no los jueguen.
Pasando a otras cosas, les comento que los eventos deportivos que se desarrollaron en la Expo Obregón fueron un total éxito. Por parte del Comité Deportivo y la coordinación del Instituto del Deporte se hizo lo planeado y el viernes pasado se culminó con un evento de primer nivel, como fue el voli playero, un éxito que la verdad rebasó las expectativas, teniendo como principal atracción a la dupla de selección nacional Sub-20 que vino a convertir el evento de talla internacional.
Por otra parte hoy arranca el vergonzoso mercado de piernas en Cancún, una situación que denigra al futbol mexicano y que los directivos siguen practicando. No cabe duda que en todos lados hace aire y el futbol mexicano es el más podrido que hay en el deporte en nuestro país, ese famoso pacto de caballeros es lo más denigrante que hay para la materia prima principal que son los seres humanos, los jugadores.

Dejar un Comentario