Celebra INAH Sonora, 45 años de investigar, conservar y difundir el patrimonio cultural

Celebra INAH Sonora, 45 años de investigar, conservar y difundir el patrimonio cultural

La dependencia inició actividades en 1973 como Centro Regional del Noroeste, con el fin de atender el patrimonio cultural de Sonora, Sinaloa y las Californias

 

 

 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) conmemora 45 años de la apertura de su Centro Regional del Noroeste, hoy Centro INAH Sonora, primera representación de la dependencia federal en el norte de México, cuya fundación marcó el paso al desarrollo de las ciencias antropológicas en la región.

 

 

La fecha será celebrada con diversas actividades académicas, de divulgación y foros de diálogo que buscan aportar reflexiones y propuestas para enriquecer las políticas relacionadas con el patrimonio cultural regional y en particular el sonorense.

 

 

LOS INICIOS
En 1973, la joven sonorense Patricia Hernández Espinosa trabajaba como secretaria bilingüe en un instituto de enseñanza de inglés, en Hermosillo.

 

 

Hacia el mes de mayo llegó hasta su escritorio una pareja de apariencia “rara” para la sociedad de ese momento, sumamente conservadora: ella vestía de manta y portaba joyería de plata.

 

 

La pareja le pidió ayuda para encontrar asistente pues estaban por abrir nueva oficina. Se trataba del Centro Regional del Noroeste.

 

 

Los arqueólogos Arturo Oliveros y Beatriz Braniff se habían mudado a Hermosillo con la encomienda de atender tareas de investigación, conservación y divulgación del patrimonio cultural en Sinaloa, Sonora y la península de Baja California: un territorio muy extenso con una gran diversidad ecológica, cultural e histórica.

 

 

“En Hermosillo, no había la carrera de historiador, lo más cercano eran filosofía y letras, la Universidad de Sonora ya daba espacio de formación en esos campos pero la gran mayoría de población pensábamos que aquí no había nada antes que llegaran los españoles”, comenta Hernández Espinosa, la primera antropóloga física del Centro INAH Sonora.

 

 

Con el tiempo se crearon delegaciones en los estados que atendía el antiguo centro regional y éste se transformó en el Centro INAH Sonora, concentrando sus esfuerzos en este territorio, comenta por su parte el antropólogo José Luis Perea González, director de esa dependencia, quien destaca de aquella primera etapa en la vida del INAH en el norte, el lograr el reconocimiento de la importancia cultural de la región.

 

 

SEGUNDA ETAPA
Luego habla de una segunda etapa, fundamental para la vida del INAH en el Estado, que inicia en 1985 con la apertura del Museo Regional de Sonora, en el edificio histórico de la Antigua Penitenciaría: con ello se pone al servicio de la población el conocimiento de su historia.

 

 

La catalogación de bienes culturales ha sido continua a través de diversos proyectos de investigación: de 1977 a 2018 se han ubicado más de tres mil 500 sitios arqueológicos, la información de 30 por ciento de ellos ya se integró a una base de datos e igualmente se tiene registrados más de 30 mil bienes arqueológicos.

 

 

También ha constituido un reto contar con zonas declaradas como monumentos arqueológicos e históricos, un ejemplo es La Playa, en el Municipio de Trincheras, con evidencias de los primeros agricultores de la región, de hace 4,000 años; así como el pueblo de Álamos con una importante Zona de Monumentos Históricos, declarada por decreto presidencial.

 

 

De principios de siglo XX, la Entidad posee un rico patrimonio, destaca la Antigua Penitenciaria, sede del Museo Regional de Sonora, que en este momento está siendo renovado con una inversión de 12 millones de pesos y se espera abrir sus salas de exposición temporal a finales de año.

 

 

EN LA ACTUALIDAD
Actualmente se tienen inventariados más de mil 100 bienes muebles históricos en templos del Estado, correspondientes a piezas de los siglos XVII al XIX, y que se encuentran plasmados en 29 catálogos, realizados por el equipo de historiadores del Centro INAH Sonoradesde 2003 a la fecha, y de los cuales 50 por ciento ya se encuentra en el Sistema Único de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos del INAH, informa Perea.

 

 

Los trabajos relacionados con patrimonio edificado por parte de la Sección de Monumentos Históricos del INAH Sonora, realizados desde 1993 al presente, llevan un registro de más de dos mil monumentos históricos, localizados en 69 municipios de los 72 existentes, siendo Guaymas, Álamos, Hermosillo, Ures, Cumpas, Navojoa, Arizpe y Nacozari de García, los que mayor número tienen.

 

 

Sonora es tierra de una gran diversidad de pueblos originarios: yoreme (mayo), yoeme (yaqui), comcáac (seri), o´oba (pima), tohonoo´odham (pápago) y macurawe (guarijío), por lo mismo es rico en lenguas.

 

 

“Este 2018 cumplimos 45 años, así que somos jóvenes maduros con un potencial muy grande para seguir desarrollando proyectos que pongan en alto la historia y el vasto patrimonio cultural de Sonora”, concluye el antropólogo, sin dejar de advertir que el principal reto del INAH hoy es insertar el patrimonio cultural en el desarrollo futuro de México.

Dejar un Comentario