Caos en Oomapasc

Caos en Oomapasc

En esta misma semana debe darse a conocer el diagnóstico sobre Oomapasc: un caos.

 

Por: Francisco González Bolón

La caja chica del Ayuntamiento de Cajeme, como se le ha considerado siempre al Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento, desde que era la extinta Dirección Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Dimapac), sufre la peor crisis de todos sus tiempos.

Resulta que en esa paramunicipal tienen una deuda no menor a los 700 millones de pesos y solamente tienen en las cajas tres millones que quieren utilizar para liquidar a cuatro directores de diversas áreas. Como si no hubiera otras prioridades.

Durante los últimos seis años se ha ido cayendo en una enorme cartera vencida y el organismo ha ido en declive en sus servicios, al grado de que hoy enfrenta unas 20 demandas de sus proveedores por la falta de pagos.



La deuda principal la tiene Oomapasc con la empresa Solaqua, la encargada del tratamiento de las aguas residuales de la ciudad.

Pero, como luego dicen, serán los tribunales los que decidan cómo y cuándo deberán pagar a todos esos negocios que ya prestaron un servicio a la institución y ahora no reciben el pago correspondiente.

En medio de todos sus problemas, con todo el desastre financiero encima, los directivos de Oomapasc fueron muy selectivos a la hora de pagarle a los proveedores: cuatro empresas ligadas incluso a algunos de los funcionarios.

Dicen los que han analizado el tema que solamente son prestanombres los que están al frente de esas figuras fiscales, de las cuales pronto se conocerán los nombres.

Además, según se ha sabido, la nueva administración del organismo, que ya lo ha estudiado de cabo a rabo, no desea que se usen los tres millones de pesos existentes para indemnizaciones sino que los cuatro directores se esperen a que terminen las auditorías que habrán de practicarse y entonces, fincar responsabilidades contra quien o quienes resulten responsables.

Han sido los últimos seis años de intenso saqueo a las arcas de Oomapasc, se comenta en los pasillos, y por lo tanto alguien o algunos deben pagar las consecuencias.

Hasta el momento no se ha determinado si solamente se fincarán responsabilidades por los atracos de los últimos tres años o también incluirán a los de la administración de Rogelio Díaz Brown Ramsburgh.

Con razón, afirman, Armando Alcalá Alcaraz, ex Director de Oomapasc, estaba tan desesperado por alcanzar la diputación plurinominal que le regalaron. Aunque con eso de que ya han desaparecido el fuero, vaya usted a saber si se salvará de la quemazón.

Es más, según lo analizado en las últimas semanas, aparecen nombres de medios de comunicación que no salen muy bien librados en todo este embrollo, por lo cual el informe sobre el organismo parece ponerse muy interesante.

Habrá que estar al pendiente.

Comentarios a [email protected]

Dejar un Comentario