Cambio de poderes

Comentarios al por mayor van y vienen contra el director de Infraestructura Urbana y Ecología, ingeniero Leobardo Vidal Tellechea, mucha culpa de esas críticas las tiene él mismo. Primero: porque fue un vigilante constante de los baches, en la administración anterior las anduvo publicando en las redes sociales y, segundo, por el pésimo trabajo al frente de esta dirección, por los escasos resultados.

 

 

Los baches no son nuevos para un servidor, en cada administración han sido un problema, aquí el problema son los dimes y diretes entre los partidos políticos. Ahora con las nuevas tecnologías y el crecimiento de las redes sociales estos se han hecho más virales y esto va a continuar para la siguiente administración, que a partir del día 16 de septiembre tomara posesión. Es un reto grandísimo y en esta transición tiene que dejar claro las condiciones en que le están entregando y subrayar el adeudo que tenga el Ayuntamiento. Esperemos que no se pongan a negociar y nos digan que no hay problema y después se la llevan culpando a sus antecesores, como lo hizo la actual administración.

 

 

A propósito de cambio de poderes, nos dicen que siempre sí va a ser en el Teatro Auditorio, donde me queda claro que la alcaldesa electa ya negoció en lo oscurito recursos para su arreglo. La pregunta que queda en el aire ¿a cambio de qué? Ojalá que sea por el bien de los ciudadanos y tengamos un crecimiento real de nuestra infraestructura. Si la primera junta de Cabildo se va a llevar a cabo en las escalinatas del Palacio Municipal creo que muy bien el cambio de poderes se hubiera realizado en la plaza 5 de Mayo ¿Qué no?

 

 

Hay gran expectación por este cambio de poderes porque hay que recordar que los ciudadanos esperan un verdadero cambio, que venga a detonar el desarrollo para que se generen empleos más dignos y no de lástima, como hasta los que el día de hoy tenemos. Ya basta de aspirinas de empresas como las maquiladoras, que no le dan estabilidad ni crecimiento a los empleados. No es posible que con el inicio de clases miles de navojoenses tuvieron problemas financieros para solventar el gasto causado por uniformes, útiles escolares, zapatos y por consiguiente la canasta básica, esto causado precisamente por las malas remuneraciones del trabajador. Además, cómo es posible que más del 70% de los niños asistan sin desayunar a clases. Hay que recordar que estómago vacío no genera energía para el aprendizaje y todavía hay individuos que se atreven a comparar la educación privada con la pública, hay que recordar que los asistentes a escuelas privadas son familias que cuentan con los suficientes recursos para darse esos lujos, desde ese punto de vista no hay comparación ¿usted qué opina?

 

 

¿Y los 10 millones del estadio? (es que ya andan promoviendo la construcción de uno nuevo como prioridad)
¿Los informes de la Expo?
¿Los baños de las plazas de Álamos y Navojoa?
¿Los informes de los parquímetros?

 

 

Mi correo para sugerencias y comentarios: [email protected]

Dejar un Comentario