Cajemense aspirante a Premio Estatal de la Juventud

Cajemense aspirante a Premio Estatal de la Juventud

Por: Joel Luna

El Instituto Sonorense de la Juventud tiene como seria aspirante para ganar el premio a la trayec­toria deportiva a la karateca cajemense Ana Ca­rolina Herrera Ayala. Logró sortear varias elimi­naciones y quedaron por definir a la ganadora el próximo 1 de diciembre.

Ana Carolina, de 13 años de edad, sin duda deberá ga­nar, ya que su currículum deportivo es muy amplio e inclu­ye trayectoria internacional.

A continuación una reseña de su trabajo. Sus inicios y sus logros realizados en el año 2017, que fue el que se tomó en cuenta para ser considerada como aspirante al premio:

Ana Carolina empezó a practicar el karate Do desde los 4 años y medio, logró su grado de cinta negra en diciem­bre de 2015. Con 12 años, ya es una veterana en el mundo del karate. Los últimos 4 años ha sido campeona estatal en las modalidades de kata y combate, en sus respectivas categorías.

El ser campeona estatal le ha permitido representar al Estado de Sonora en 4 Nacionales. Obtuvo medalla de oro en kata y medalla de bronce en combate en el Nacional de 2014 en San Luis Potosí. En el Nacional 2016 celebrado en marzo en Guadalajara, conquistó una medalla de oro en la modalidad de combate cintos negros y en el Nacional 2017, celebrado en la Ciudad de Oaxtepec, Morelos, obtuvo la medalla de bronce.

Haciendo un resumen de la participación de Ana Caro­lina Herrera Ayala, ha asistido a cuatro Nacionales de los cuales ha obtenido dos medallas de oro y dos de bronce para el Estado de Sonora y derivado de su esfuerzo y disciplina fue convocada por la Federación Mexicana de Karate Do, con los avales de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, así como del Comité Olímpico Mexicano a la Se­lección Nacional de Karate Do que representó a México en el XXXVIII Campeonato Panamericano de Karate Under 21 celebrado en Buenos Aires, Argentina del 21 al 26 de agosto del 2017 donde obtuvo su primera medalla de oro.

Previo a estos eventos ha participado en los últimos 2 años en la Liga Profesional de Karate (Torneo Europeo) en Mazatlán, Sinaloa donde es bicampeona tanto en kata como combate, es decir, ha obtenido cuatro medallas de oro de cuatro posibles, por lo que le ha valido ser una invitada de honor para el próximo evento a celebrarse en el mes de septiembre del año en curso. De este torneo es interesan­te destacar se han traído competidores de Europa, Asia y América haciendo mucho más relevante el fogueo y roce internacional.

Ha participado también en el Torneo Regional Copa Burgos en los años de 2009 a 2014 en el que siempre ob­tuvo medallas de primeros lugares, sin embargo, de 2012 a 2014 se trajo medallas de oro en cada una de sus moda­lidades, tanto en kata, como combate en su categoría de Café Avanzado.

Sus dos primeros años de competencia, a la edad de en­tre cuatro y seis años fueron complicados, al grado que en la Copa Burgos en Los Mochis, Sinaloa, fue noqueada por un niño, ya que no tenía competidores de su género y gra­do. Al terminar la competencia, su padre le indicó que no quería verla golpeada y que la sacaríamos de karate y, ella, a la edad de 6 años contestó: “No papá, voy a ser la mejor karateca de México”.

“En ese momento sentí que eran sueños de una niña y comprendí que debía apoyarla y la dejé seguir. Siguió pre­parándose y, en EL 2014 su esfuerzo rindió frutos y ganó su primer Nacional en San Luis Potosí y al terminar me dijo: ‘Te dije que sería la mejor karateca de México’, lo cual me dejó en claro su determinación y lo refrendó en marzo de 2016 en el Campeonato Nacional de Guadalajara, en el que volvió a ser campeona nacional en modalidad de Combate y nuevamente dijo: ‘Ahora quiero ser la mejor karateca del mundo y representar a México en los Juegos Olímpicos de Japón 2020”, compartió su papá.

“Ella tiene una autoestima muy elevada y va trazando sus metas, que a la fecha ha cumplido poco a poco. El papel de uno como padre es apoyarla. Espero un día pueda decir­me que cumplió su sueño y quiero destacar que su nueva meta no está fuera del alcance ya que México es considera­do dentro de los 10 mejores países en esta disciplina, tiene un entrenador que por muchos años fue seleccionado na­cional y representó a México en las más altas competencias mundiales, por lo que siente que con el debido proceso y sobre todo, el apoyo, tiene el potencial para trascen­der”, dijo.

Tuvo un lapso de entre los siete y 10 años que llegó a cinta café y no podía avanzar de grado ya que los cintos negros no pueden ser meno­res de 10 años en su estilo y a la par del ka­rate empezó a practicar la natación. Desta­có rápidamente en la Escuela De Natación de Itson, lo que le valió ser reclutada por el entrenador de natación del club Po­tros Itson, donde participó en diferentes eventos en Sonora, Sinaloa y Arizona en los que fue subcampeona estatal en los años de 2014 y 2015. En el torneo inter­no de volibol 2015 de escuelas incorpo­radas al sistema Valladolidad quedaron campeonas estatales y ella fue nombra­da la Jugadora Más Valiosa.

Como se puede observar Ana ha sobre­salido en deportes que por sus caracterís­ticas y su género son muy duros y com­plicados, sin embargo, eso le ha aportado el fomento y desarrollo de valores bastante perceptibles en su conducta como son: disci­plina, responsabilidad, honestidad, puntuali­dad y, sobre todo, competitividad, por lo que no es de extrañar que si se le pide realice otro de­porte pueda también obtener buenos frutos.

Los valores mencionados previamente con­sideramos que derivan en sus notas académi­cas donde es habitual que sea reconocida en el cuadro de honor de su colegio y que a la fecha tiene un promedio general de la primaria de 9.8. Actualmente es la ganadora de la compe­tencia de Ingles Spelling Bee. A pesar que di­cho evento se le empalmó con su competencia de karate y se preparó muy poco, aún así tuvo un excelente nivel en la competencia.

Ana Carolina Herrera Ayala es una perso­na integral en sus facetas como estudiante y ni que decir como Atleta de Selección Nacio­nal. A los 13 años ha surgido a base a una cul­tura de esfuerzo de una sociedad sonorense que está ávida de estos modelos a seguir.

Dejar un Comentario