Aún sin determinarse dónde se contagiaron

Aún sin determinarse dónde se contagiaron

Por: Mónica Miranda

La Secretaría de Salud en Sonora decretó que la muerte de los dos menores de Huásabas, el pasado 6 de septiembre en el Hospital Infantil del Estado (HIES), fue por neumonía, síndrome de dificultad respiratoria, choque séptico y hemorragia pulmonar, provocados por la presencia en su organismo de la bacteria Burkholderia pseudimallei.
Gerardo Álvarez Hernández, director de Atención a la Salud y Prevención de las Enfermedades, dijo que los hermanos sufrieron una sepsis fulminante, que es cuando el cuerpo tiene una respuesta inmunitaria a una infección bacteriana.
Expresó que no se han encontrado indicios que relacionen la adquisición de la bacteria por contacto del agua en el Río Bavispe, donde un día antes de presentar sintomatología, los hermanos de 12 y 16 años, se habían bañado, pero que mantienen la investigación del caso.
“Dada la naturaleza de la bacteria, no es posible confirmar la fuente de contagio, ni el mecanismo de adquisición, no hay elementos para afirmar que la exposición ocurrió en el Río Bavispe, aunque los estudios bacteriológicos se continuarán, con la intención de identificar otros potenciales agentes”.
Aunque no es motivo de alarma para la población de Huásabas, señaló que se recomienda no bañarse descalzos en las aguas de este cauce, proteger bien los alimentos al aire libre y no estar expuestos a sustancias en aerosol.

Dejar un Comentario