Arriba del ring no habrá amistad

Arriba del ring no habrá amistad

  • Los sonorenses se enfrentarán este sábado

Desde hace 14 años conoce Juan Francisco “Gallo” Estrada a su rival para este sábado en Cali­fornia, Víctor “Spock” Méndez. Durante muchos años hicieron sparring y fueron compañeros de gimnasio, pero todo quedará en el olvido cuando suene la campana en el StubHub Center, en una de las tres peleas que serán televi­sadas por HBO.

Estrada y Méndez ofrecieron ayer un entrenamiento público, así como las pro­tagonistas de la cartelera, Cecilia Brae­khus y Claressa Shields, quienes van a exponer sus títulos de peso Welter y Me­diano en contra de Aleksandra Lopes y Femke Hermans, respectivamente.

“Lo conozco desde los 13 o 14 años, es mi amigo, fuimos parte de la selección sonorense. Nos tocó hacer sparring mu­chas veces, nos conocemos bien. Hasta hace un año boxeábamos en el gimna­sio”, dijo Estrada en charla con ESPN. “La gente piensa que porque somos ami­gos nos vamos a respetar, pero la amis­tad en el ring sale sobrando. Para él yo soy un escalón y para mí es una victoria obligada. Yo creo que por lo bien que nos conocemos va a ser una muy buena pe­lea, yo sé lo que le afecta y él también”, añadió el de Puerto Peñasco.

Estrada recalcó que una vez que un boxeador sube a un ring, no hay forma de que no salga por la victoria. “La gente va a verlo el sábado, arriba del ring no hay amistad, cuando suene la campana nos olvidaremos de que somos amigos o que entrenábamos en el gimnasio. Es él contra mí, sólo los boxeadores saben lo que son capaces de hacer en un ring por una victoria”, destacó.

A Estrada le avisaron de la pelea ape­nas hace un par de semanas, y apenas la semana pasada de su rival. El riesgo es latente, dijo, y en este momento, cuan­do están las peleas grandes a la vuelta de la esquina, sería fatal subestimar a cualquier enemigo, y más si ese rival te conoce como la palma de su mano.

“No tengo que confiarme de nadie, menos porque sé que como sparrings nos dimos con todo, a veces yo lo dominaba con mi boxeo, pero siempre fueron sesio­nes intensas. Además, mi único objetivo es cerrar fuerte el año, salir con la mano en alto y esperar lo más grande en 2019”, sentenció.

Con 25 años, tres menos que Estrada, “Spock” Méndez también pretende olvi­darse de la amistad, sobre todo porque su futuro como boxeador está en juego.

“Vengo a darlo todo el sábado, yo creo que estas oportunidades no se dan todos los días”, externó Méndez, quien llegará con marca de 28-3-2 y 20 fueras de com­bate, por 37-3 y 25 nocauts del “Gallo”.

“Es un sueño, pelear en mi debut en Estados Unidos por HBO, en un gran escenario como el StubHub Center que siempre ha sido sede de grandes peleas. Así que estaremos dispuestos para dar lo mejor de nosotros”, estableció.

Dejar un Comentario