¡Arma Banda MS bailongo en Las Vegas!

¡Arma Banda MS bailongo en Las Vegas!

La pareja bailaba animadamente. Las caderas de la chica se movían con cadencia dentro de su jumpsuit rosa mexicano entallado. Su galán le rodeó suavemente el cuerpo, y los muslos de ambos se juntaron, siguiendo el ritmo.
Escenas similares fueron constantes una y otra vez, cada que la Banda MS interpretaba sus canciones, en la MGM Grand Garden Arena.
Porque si algo caracterizó al concierto fue su ambiente festivo de principio a fin.
Más de 16 mil personas asistieron, la mayoría de ellas de raíces mexicanas.
Y demostraron que dentro y fuera de México, la música regional se ha convertido en una de las favoritas porque no dejaron de cantar desde las 22:30 horas que apareció el grupo en el escenario.
Los instrumentos de viento comenzaron con “A lo mejor”. Así arrancaron dos horas de show, de bailar pegados y brindar con el de junto.
No faltaron los caballeros con sombrero vaquero, botas y grandes hebillas. Mientras que ellas llegaron con prendas que resaltaban sus atributos, maquilladas y con tacones.
No era para menos: fue la primera vez que la MS se presentaba en ese lugar, previo a la celebración del Grito de Independencia.
El grupo cumplió a sus fanáticos con un repertorio que incluyó temas que los hicieron bailar solos, con sus parejas, o con el desconocido de al lado.
Aunque con otros temas, como “Tengo que colgar”, “Mi razón de ser” y “Tu postura”, la gente cantó fuerte, con sentimiento.
El show se acercaba al final y llegó uno de sus más grandes éxitos, “Mi mayor anhelo”, antes de que el Paseo de la Fama de las Vegas le otorgara un reconocimiento por ser uno de los grupos más representativos de México.
“Nos llena de mucho orgullo pensar todo lo que ustedes hacen por nosotros y los reconocimientos. Nos llena de agradecimiento para seguir haciendo lo que nos gusta, que es música, y llegar al corazón de todos ustedes”, dijo Alan Ramírez, uno de los cantantes.
La fiesta aún no terminaba. El público bailaba, unos pegados, otros capturando el momento con sus celulares.
Y en medio de las fiestas patrias, las canciones populares mexicanas, como “El sinaloense” y “El rey”, despidieron el concierto.
El galán salió agarrado a las caderas de su chica, la del jumpsuit rosa mexicano entallado. Ya no hubo baile, pero así partieron. La banda ya les había dado el ritmo.

Dejar un Comentario