Alertan a los trigueros por fenómeno “El Niño”

Alertan a los trigueros por fenómeno “El Niño”

Por: Luz del Carmen Paredes

Existe un 80 por cien­to de probabilidades de que regrese este año el fenómeno me­teorológico conocido como “El Niño”, aunque esperan que sea débil.

Alejandro Jiménez Lagu­nes alertó a los productores de trigo del Valle del Yaqui para que tomen las medidas nece­sarias y evitar daños mayores al cultivo, que demanda frío para el desarrollo vegetativo.

El coordinador del Sistema de Alerta Fitosanitario en el Comité Estatal de Sanidad Vegetal en Sonora apuntó que en el ciclo agrícola 2015-2016 se presentó el fenómeno “El Niño” e impactó drásticamen­te en la producción.

Sin embargo, se espera que este año sea menos intenso, calificándolo como “débil”.

Explicó que “El Niño” está activo, pues el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente, aunque todavía no se puede establecer, hasta enero.

Reiteró que el fenómeno no será tan poderoso como en 2015-2016, cuando estuvo vin­culado a sequías, inundacio­nes y pérdida de arrecifes de coral en diferentes partes del mundo.

ROYA DELA HOJA

Jiménez Lagunes esta­bleció que se pronostica un invierno cáli­do y húmedo, que favorece la presencia de la roya de la hoja en trigo.

Por ello recomendó mante­ner un monitoreo constante en los cultivos, y no adelan­tarse a aplicar fungicidas. “Los producto­res tienen que acatar las in­dicaciones de los técnicos”.

Alejandro Suárez Beltrán resaltó que la Junta Local de Sanidad vegetal (JLSV) del Valle del Yaqui mantendrá un programa de monitoreo y lanzando las alertas para que el productor implemente las acciones de control, en caso de ser necesario.

PREOCUPAN CONDICIONES DE HUMEDAD

Las condiciones de hume­dad prevalecientes en el Valle del Yaqui y el pronóstico de lluvias preocupan a producto­res de trigo.

Abel Castro Grijalva indicó que nublados y lluvias podrán retrasar la siembra, pues “al­gunos productores no han po­dido sembrar después del rie­go de presiembra, porque los terrenos no dan punto”.

El presidente de la Alianza Campesina del Noroeste (Alca­no) apuntó que el problema no es generalizado, pero, de regis­trarse lluvias, se retrasaría la siembra, así como los trabajos para el control de la correhuela.

“Estos días no permiten que se pueda avanzar normal­mente, con tiempo soleado con 18 días después de riego ya se puede entrar a sembrar y aho­ra andamos en 20 y 22 y la tie­rra no da punto”, señaló.

Sin embargo, el problema no es generalizado, ya que al­gunos productores están pa­rados, abundó.

Dejar un Comentario