Al Cereso par de feminicidas

Al Cereso par de feminicidas

Ejecutan órdenes de aprehensión en su contra al presuntamente participar en el feminicidio de Dulce María

 

 

 

Ricardo López

Hacen efectivas órdenes de aprehensión en contra de dos guaymenses imputados en el caso de feminicidio, mismo que esta casa editorial registró la madrugada del lunes 20 de abril en la calle 12 y avenida 4 de la colonia San Vicente, información revelada por una fuente allegada al Centro de Reinserción Social (Cereso) de este puerto.

 

 

Mario Alberto, alias “El Excusa”, y Jesús Gabriel, conocido como “El Lexo y/o El Chuy”, quienes ya estaban internados en el Cereso por el delito de portación de arma prohibida (machete), fueron notificados de este nuevo cargo: Feminicidio con brutal ferocidad, cometido en perjuicio de quien en vida llevara el nombre de Dulce María, de 23 años de edad.

 

 

EL BRUTAL CRIMEN
Como se informó oportunamente en este medio, fue a las 6:40 horas del pasado lunes 30 de abril cuando se reportó el hallazgo del cuerpo encobijado de una mujer en la calle 12 y avenida 4 de la colonia San Vicente, donde horas más tarde la mujer fue identificada como Dulce María, la que presentaba al menos 40 heridas producidas con arma punzocortante, la mayoría de ellas en el cuello, que le causaron la muerte.

 

 

Desde el mismo momento de ponerse al descubierto este nuevo feminicidio, el Ministerio Público inició la carpeta de investigación y los elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), enfocaron esfuerzos para sacar adelante el caso en este crimen y lograr detener al par de sujetos.

 

 

Con las diversas indagaciones por parte de los estatales, se logró ubicar el domicilio donde se consumó el mortal ataque contra Dulce María, situado en la avenida 2, entre calles 12 y 13, mismo que fue cateado con la orden correspondiente y así Servicios Periciales colectó las evidencias del caso.

 

 

Por su parte el Ministerio Público solicitó el ejercicio de la acción penal en contra de los imputados, quienes habían sido detenidos y portaban machetes, y por esa razón se les abrió proceso por portación de armas prohibidas, de ahí que una vez que un juez obsequió las órdenes de aprehensión por este caso de feminicidio, se hicieron efectivas con la notificación a las autoridades del Cereso local y a los imputados.

Dejar un Comentario