Acabará en obras la improvisación

Acabará en obras la improvisación

Definen normas técnicas para quienes realicen construcciones nuevas: IMIP

Por: Michel Inzunza

La construcción de cualquier obra en Cajeme, sea de carácter público o privado, tendrá que sustentarse en la nueva Norma Técnica Complementaria del Reglamento de Construcciones, informó Marcelo Aguilar González.
El director del Instituto Municipal de Investigación y Planeación Urbana dijo que la creación de este documento es el avance más importante que ha tenido el organismo desde hace 25 años, cuando en aquel entonces se creó el instituto junto con el Reglamento de Construcción.
Y aunque el incumplimiento y seguimiento de la norma no es responsabilidad del IMIP, fue aprobada por Cabildo y en poco tiempo surtirá un efecto legal, lo cual significa acabar con la improvisación del desarrollo urbano de la ciudad, dijo.
Ahora, cualquier edificación y construcción deberá realizarse conforme a un criterio distinto, sustentable y analizado por expertos en la materia, es decir con razonamiento y no con la mano en el corazón, como anteriormente se hacía en cada Gobierno.
Entre los lineamientos que comprende la norma se haya el diseño de guarniciones, el ancho de las banquetas y calles, el tamaño de vialidades según su flujo vehicular, entre otros.
El interés por desarrollar esta norma surgió debido a la cantidad de fraccionamientos que no han sido recibidos por el Ayuntamiento, aproximadamente 30, dijo, pues es difícil aceptar la responsabilidad de una obra sin saber la calidad de ésta.
“Mientras la constructora quiere entregar, el Municipio no quiere recibir”, expresó.
En Cajeme, el principal problema después de la falta de seguridad son los pavimentos, añadió, y por eso la nueva norma contempla un manual de bacheo, el mantenimiento requerido, pero sobretodo la supervisión y certificación de quienes ejerzan la obra.
De haber habido una correcta administración de los pavimentos y su reparación, no se hubiera llegado al grado de deterioro que existe y que hoy, muchas de las vialidades están fuera de su vida útil.
A través de la norma técnica, también se asegura que habrá piso parejo para todos los “vivienderos”, pues de apegarse al procedimiento, el Ayuntamiento tendrá la obligación de recibir los fraccionamientos.
“Ahora vamos a tener la seguridad de que las obras se van a hacer adecuadamente, con la calidad y el diseño apropiado”, expresó.
Este manual de aplicación obligatoria será publicado en los próximos días en el Diario Oficial de la Federación, por eso, de considerarse letra muerta por constructores o gobiernos es por no querer fincar responsabilidades a quien lo incumpla, puntualizó.

Dejar un Comentario