“Pasan las de Caín” por llevar a sus hijos  A los CAM

“Pasan las de Caín” por llevar a sus hijos A los CAM

Por: Fabiola Navarro

Miriam Guadalupe Agüero Silva, es un ejemplo de las decenas de madres de familia que “pasan las de Caín” para llevar a sus hijos con alguna discapacidad a los diferentes Centros de Atención Múltiple ( CAM).

Ella de lunes a viernes debe salir a las 6:30 de la mañana de su domicilio en Pueblo Yaqui, esperar aproximadamente el camión suburbano que la traslade hasta Ciudad Obregón y luego tomar otra unidad que la acerque al CAM número 25 ubicado en Villa Itson.

La ruta que toma la deja frente al Hospital Regional número 1 del IMSS, desde ahí debe caminar con su pequeño hijo de 4 años de edad, diagnosticado con autismo.

“Si no, no alcanzo las terapias. Abren a las 8:30 y el camión sí es tardado. Debo tomar dos y, la verdad, sí deberían tomar en cuenta a una comisaría tan grande como Pueblo Yaqui, para tener un CAM allá.

”Gasto más de 60 pesos diarios en camiones; soy madre soltera. A veces, nada más me manda el papá de mi hijo dinero para los gastos y yo no puedo trabajar por dedicarme a él, que es autista, y debo acompañarlo en sus terapias”, comentó.

Por su parte, Carolina Verdugo lleva a su pequeña Jimena, de cinco años de edad, para que reciba atención especial, ya que tiene discapacidad intelectual.

Comentó para Diario del Yaqui el esfuerzo que implica diariamente trasladarse en camión al CAM y que la unidad la deje a siete cuadras del mismo.

“Tengo que cargar en brazos a mi hija todas esas cuadras, porque no hay ningún camión de los que salen de mi colonia que me deje hasta acá.

”Pero yo no soy la única, hay muchas mamás como yo, que batallan por el traslado y muchas no tienen a veces ni para pagar el pasaje”, lamentó.

Dejar un Comentario