Penalizan robo de combustibles

Penalizan robo de combustibles

Cárcel hasta por 30 años; también a quien reciba, recaude o aporte fondos económicos o recursos a sabiendas de que serán utilizados para el huachicoleo

El robo de combustible será castigado por los jueces con hasta 30 años de prisión y multa de hasta 25 mil veces el valor de la Unidad de medida y Actualización (UMA), de acuerdo con las reformas a la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos. El decreto se envió al Ejecutivo para su publicación y entrará en vigor de inmediato.
Las comisiones unidas dictaminadoras de las reformas estimaron procedente “el aumento de punibilidad en los tipos penales en materia de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos”.
Con los cambios, se castiga con mayor severidad a los delitos de mayor impacto en la actividad de ordeña de ductos; también se sancionarán conductas menores, como es el caso del robo de menos de 300 litros de combustibles, y esto será castigado con hasta seis años de cárcel.
Los diputados habían revisado el fenómeno del robo de combustibles que tiene un incremento constante, y que se popularizó como la actividad del huachicol, cuyo combate ya está previsto en la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos.
Esta reforma aumentó toda la lista de penas, y las mayores de que eran de 15 a 25 años, se incrementaron a cárcel de 20 a 30 años. Y sus multas que eran de 15 mil a 25 mil días de salario mínimo (valor usual en el momento de la expedición de la ley), subieron a valores de 20 mil a 25 mil UMA.
Merecerán esos castigos sustraer hidrocarburos, petrolíferos, petroquímicos de ductos, vehículos equipos, instalaciones o activos; aprovechar estos productos en robo a asignatarios, contratistas, permisionarios o distribuidores.
También se combate a quien compre, reciba, negocie hidrocarburos; los resguarde, transporte, almacene, distribuya o los oculte, así como a quien altere o adultere esta línea de productos.
El robo de combustible es sancionado con base en una tabla de producto hurtado y las penas en todos los casos se incrementan, como mínimo con cuatro y hasta seis años de cárcel y multas de cuatro mil a seis mil UMA, y los castigos más altos serán de 12 a 17 años de prisión, por el volumen de robo mayor a dos mil litros de combustibles, y con multa de 12 mil a 17 mil UMA.

 

ASEGURADOS, EN UN AÑO, SEIS MILLONES DE LITROS DE COMBUSTIBLE CON OPERATIVOS: PEMEX

El Grupo de Coordinación Puebla Segura, integrado por autoridades federales y estatales, afirmó que de enero de 2017 a la fecha, han realizado dos mil dos operativos en el estado mediante los que han asegurado tres mil 138 vehículos, remitido 781 presuntos huachicoleros, inhabilitado mil 334 tomas clandestinas y decomisado más de seis millones de litros de combustible.
En un comunicado, Petróleos Mexicanos (Pemex) indicó que se han reforzado las acciones conjuntas con el gobierno estatal para combatir el hurto de combustibles mediante una estrategia que abarca los distintos frentes de la cadena delictiva e incluye el permanente intercambio de información entre los tres órdenes de Gobierno.
La empresa productiva del Estado informó también que durante 2017 fueron cerradas 21 estaciones de servicio en Puebla por diversas irregularidades y por no acreditar la legalidad del combustible que comercializaban.
El director de Pemex, Carlos Treviño Medina, dijo que para enfrentar la problemática, Pemex Logística realiza acciones encaminadas a fortalecer la seguridad del sistema de ductos incorporando tecnología de “última generación”, así como el uso de medidores de referencia para acotar los tramos de medición y facilitar la identificación de puntos de extracción ilegal.
El funcionario hizo un llamado a toda la sociedad para que denuncie de manera anónima cualquier irregularidad al número gratuito 01800-228-9660 desde cualquier parte del país, pues, dijo, sólo mediante la alianza entre sociedad y autoridades “se podrá frenar esta actividad criminal que afecta al patrimonio de todos los mexicanos”.
Treviño Medina aseguró que “todo el que conozca, compre o comercialice combustible robado y no lo denuncie, se está afectando a sí mismo y a toda la población, pues robarle a Pemex es robarle a México”. Por ello, aseveró, se debe tener cero tolerancia ante este ilícito.
Por su parte el gobernador de Puebla, Tony Gali, refrendó el compromiso de su gobierno para combatir la criminalidad “en todas sus expresiones” y afirmó que en el tema de robo de combustibles se está trabajando junto con la Federación, pues además del daño que provoca al tejido social, es una actividad que representa un alto riesgo para las comunidades donde se realiza.
Las acciones de coordinación entre Pemex y el Gobierno de Puebla forman parte del Plan Integral contra el robo de combustibles que llevan a cabo el gobierno federal y los gobiernos locales, para hacer frente a este fenómeno que afecta a la comunidad, a Pemex y a las finanzas nacionales, destacó el comunicado.
En el Grupo de Coordinación Puebla Segura participan Pemex, la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Policía Federal (PF), así como el Gobierno Estatal, sus instancias de seguridad y las de los municipios.

Dejar un Comentario