La Batalla por Sonora

La Batalla por Sonora

Por: Demian Duarte

Sin duda que Sonora se ha convertido en un botín electoral mucho muy deseable de cara a la elección presidencial que ya está en curso, no por el volumen de votos, que en el caso del Estado representa apenas el 2.5 por ciento del padrón nacional de electores con 2 millones 100 mil votantes registrados, de los cuales en las elecciones del 2015 votó el 52%, es decir poquito arriba del millón.
El asunto es que hoy en día el Estado puede ser muy bien el fiel de la balanza y al ser la elección federal una especie de moneda en el aire, hay una cauda de alrededor de 450 a 500 mil votos que no se sabe con mucha claridad si quedarán en la causa de José Antonio Meade, de Ricardo Anaya o de Andrés Manuel López Obrador.
Si uno se guía por lo que dicen las encuestas al arranque de la campaña es posible que se dé una repartición atípica de esos votos, de modo que a la causa de Meade caigan 420 mil, a la de López Obrador una cantidad similar, y a la de Anaya poco más de 260 mil; sin embargo es un misterio que pasará con Margarita Zavala que en Sonora un buen número de simpatizantes y por la otra mano siempre es posible que una elección presidencial competida como la actual despierte el interés del público y esa participación suba del 52 a un nivel del 65% de los electores, lo que ya sucedió en el año 2000 con la famosa ola Fox, lo que levantaría el volumen de votos a 1 millón 400 mil más o menos, lo que significa 300 mil sufragios extra.
Y mire, ayer me quedó claro que nuestro Estado está en el candelero e interés de los principales candidatos, con la visita de José Antonio Meade en primerísima instancia a la Entidad, tratando de tomar impulso, una estrategia que me dijo muy claramente el ex gobernador Manlio Fabio Beltrones se sustenta en un enfoque de tomar a los estados que se consideran exitosos para el PRI, como parte de un punto de partida.
El asunto es que Meade se aventuró en Sonora a presentar un par de propuestas, para resolver problemas de fondo, por una parte lanzó una propuesta que le hizo llegar la candidata al Senado Sylvana Beltrones para regularizar los más de 200 mil autos irregulares “chuecos” o “chocolate” que circulan en la Entidad, una propuesta que —según confesó el propio candidato— jamás se hubiera atrevido a lanzar como titular de la Secretaría de Hacienda, pero ahora que aspira a la Presidencia buscará capitalizar no solamente en Sonora, sino en todos los estados donde está presente el fenómeno.
Y la segunda la agarró de bote pronto en la rueda de prensa que se dio al final de su acto de campaña —donde junto a poco más de 2 mil simpatizantes— haciendo un compromiso de enfrentar el problema de la violencia que vive ahora Cajeme de manera integral y con una nueva estrategia de coordinación entre Federación, Estado y municipios afectados.
José Antonio Meade es un personaje interesante, y por momentos incluso deja de lado toda la parafernalia de la estructura que le lleva la candidatura y lanza retos, lanza puyas a sus rivales y les pide que no le saquen a los retos que les plantea, responde a todas las preguntas que le hacen los medios “sin sacarle” como dijo y busca tener una actitud fresca.
El detalle es que en todas las encuestas conocidas o va de segundo o incluso sigue estancado en el tercer lugar, y él mismo lo dijo en su rueda de prensa, lo que busca es crecer a partir de diferenciar su propuesta y su discurso.
Ahora volviendo a Manlio Fabio Beltrones, el ex gobernador me dijo que hay condiciones para que la coalición que impulsa a José Antonio Meade gane el Estado, y en eso su empeño es fundamental, pues al ser él mismo coordinador de la campaña en los 8 estados que integran la circunscripción noroeste, es su responsabilidad diseñar la estrategia para crecer y eventualmente ser competitivos en un proceso en el que todo parece apuntar a favor del candidato de otra coalición.
Por cierto, ayer se supo que Beltrones mismo se descartó como aspirante a diputado federal, ya que iba de primero en la lista de aspirantes por la vía plurinominal, para aceptar un eventual cargo en el gabinete de Meade, aunque claro, para que eso sea una opción lo primero es ganar.
El tema es que todos por igual han puesto a Sonora entre sus prioridades, bueno al menos los priístas y los de Morena, pues ayer se supo que Andrés Manuel López Obrador visitará por octava vez Sonora, aunque ahora lo hace como candidato presidencial, la gira será tentativamente el 16 y 17 de marzo, y tocará San Luis Río Colorado, Nogales, Guaymas, Ciudad Obregón y Navojoa y claro la apuesta del “Peje” y la coalición que lo postula es ir tras los votos y las posiciones, y ayer quedó claro con la presentación de sus candidatos a diputados federales que van por todas las canicas.
Anote usted a Manuel Baldenebro en el Distrito 1 como un rival de temerse para Leonardo Guillén del PAN, así como a Ana Gabriela Guevara en el Distrito 2 y a Wendy Avilés en el 5 como opciones muy competitivas, con las que Morena y la coalición muy bien pueden romperle al panismo el dominio sobre la frontera y un sector importante de Hermosillo.
Correspondencia a [email protected]

Dejar un Comentario