La pequeña Betza es la doctora Juguetes

La pequeña Betza es la doctora Juguetes

Por: Fabiola Navarro.

Betza de 6 años de edad, tiene el sueño de ser doctora cuando sea grande; su intención es curar a los niños y niñas para que no sufran dolor, tampoco quiere inyectarlos pues los piquetes de las agujas suelen ser muy dolorosos, en lugar de las fastidiciosas jeringas, preferirá darles jarabe a sus pacientes y si se portan bien, una deliciosa paleta.
Ella ha vivido en carne propia el dolor de cada inyección, sobre todo la de las quimioterapias que recibe desde los 5 años de edad, cuando se le diagnosticó leucemia.

Su inocencia no le permite comprender la magnitud de una enfermedad como el cáncer, ella no piensa en eso, lo único que desea es ser doctora y por ello la asociación Ofelia Collins y el Hospital del Niño y la Mujer, cumplieron su deseo: le prestaron una bata y equipo médico para que “ consultara” a niños pacientes del lugar.

“Les revisé el corazón y se les escucha bien, yo no los voy a inyectar porque duele, mejor les di una paleta”, comentó quien dijo ser la doctora juguetes.

Su madre y jefa de familia, Rosa Sauceda Esquer, la describe como una niña muy valiente, que pese a la enfermedad no se doblega, aún cuando llegue a sentir dolor “ a veces nos preguntan cómo está Betza y nosotros respondemos que bien, porque realmente no se le nota que está enferma”.

Sin embargo el proceso no ha sido fácil, es atendida en el área de oncología infantil del Instituto Mexicano del Seguro Social y en ocasiones cuando se le bajan los niveles de plaquetas, resulta complicado encontrar donadores.

“ Se que no es la única niña con cáncer ni yo la única madre soltera, pero si es difícil también por la cuestión económica, para las quimios y las consultas debo pagar taxis, cuando no la puedo acompañar por los horarios de trabajo, es también difícil pero por fortuna tengo a mi mamá y a mi herma.na, ellas van con la niña”, mencionó.

Dejar un Comentario