Valeria es hija de Dios

Valeria es hija de Dios

El primer sacramento, el Bautismo, recibió Valeria Adilene Dominguez Beltrán en la pila bautismal de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe de la colonia Valle Verde.

 

 

Llegado el momento, la pequeña fue recostada sobre la pila bautismal en brazos de sus padrinos Daniela Valenzuela, Rolando Camacho, Judith Franco y Martín Cantú, para que las aguas del Jordán fueran derramadas sobre su cabeza, con lo cual su alma se liberó del pecado original y su nombre añadido a la comunidad católica.

 

 

Después del acto religioso, sus papás, Gabriel Domínguez y Gladys Beltrán ofrecieron una amena fiesta, donde la nueva cristianita fue colmada de bendiciones y buenos deseos por sus allegados.

Dejar un Comentario