Azamara Quest, de nuevo en Guaymas

Azamara Quest, de nuevo en Guaymas

El crucero turístico se convierte en uno de los inquilinos más frecuentes del puerto más productivo de Sonora

 

 

 

Ricardo López
El ambiente de fiesta continuó en esta ciudad, a horas de haber concluido el Carnaval 2018, con el arribo de 640 pasajeros y 407 tripulantes al puerto de Guaymas del crucero turístico Azamara Quest.

 

 

Con el sonido de tambores y clarinetes, al son de la Banda Marchante de Guaymas, acompañada por danzantes y bastoneras, el crucero que partió de Mazatlán, atracó en tierra sonorense como parte del atractivo para turistas que disfrutan de la ruta, misma que concluirá en San Diego, California.

 

 

Héctor Platt Mazón, encargado de despacho de la Comisión de Fomento al Turismo (COFETUR), señaló que la llegada de estos cruceros turísticos al puerto significa una derrama económica importante en el Municipio, y coloca a Sonora en el mapa turístico internacional.

 

 

“Se espera, más o menos, una derrama económica de 50 dólares por persona en crucero o tripulantes que se baja aquí a Guaymas”, señaló.

 

 

Pasajeros y tripulantes pudieron contratar tours para conocer diferentes puntos de Guaymas y San Carlos, lo que les permite observar la belleza de Sonora, enfatizó Platt Mazón.

 

 

La instrucción de la gobernadora Claudia Pavlovich es trabajar con transversalidad, puntualizó, por lo que se privilegia el trabajo en equipo entre la COFETUR, Gobierno del Estado, Ayuntamiento, Administración Portuaria Integral de Sonora (APISON), Secretaría de Marina (SEMAR) y demás instancias involucradas.

 

 

Platt Mazón dijo que seguirán trabajando en impulsar la llegada de más cruceros, sobre todo al continuar la construcción del Home Port de Puerto Peñasco, el cual abrirá un abanico de oportunidades para Sonora.

 

 

A nombre de la gobernadora Pavlovich, Héctor Platt Mazón entregó varias figuras de palo fierro y un libro de promoción turística de Sonora al capitán del Azamara Quest, José Vilarinho, y al director del hotel de la embarcación, Philipe Herbert.

Dejar un Comentario