Asisten fieles a imposición de ceniza

Asisten fieles a imposición de ceniza

Llama Iglesia a acercase a Dios

 

 

 

Antonio Saba, Fabiola Navarro y Francisco Minjares
A crear una nueva relación con Dios y con el prójimo llamó la Iglesia católica, en el inicio de la Cuaresma.

 

 

Javier Aníbal Lauterio Valdez, párroco del Santuario de Guadalupe en Ciudad Obregón, indicó que el Miércoles de Ceniza es un signo de cambio para las personas.

 

 

“Durante esta temporada se debe tener un nuevo comienzo, ser nuevos en todos los sentidos y en todos los aspectos”, expresó.

 

 

Señaló que el ayuno se propone como un símbolo de sacrificio.

 

 

“La Iglesia invita a realizar el ayuno dos días al año. Mucha gente lo hace cuando está a dieta, pero no la ofrece, no lo entrega a Dios en sacrificio”, manifestó.

 

 

Lauterio Valdez aclaró que también se invita a la comunidad a unirse a la abstinencia.

 

 

“Se invita a no comer carne; de igual forma es una tradición muy antigua. Lo más importante de esto es el recuerdo que en la vida va a pasar y me voy a encontrar con el Señor”, comentó.

 

 

Al perderse este tipo de tradiciones, el presbítero destacó que aún existen hombres y mujeres que las promueven.

 

 

“Es una costumbre que tiene mucho significado espiritual; quienes practican el ayuno se sienten purificados y libres de muchas cosas, porque lo ofrecemos al Señor”, finalizó.

 

 

Con la imposición de la ceniza se inicia una estación espiritual particularmente relevante para todo cristiano que quiera prepararse dignamente para vivir el misterio pascual.

 

 

 

AUMENTA VENTA DE PESCADO
Tal como marca la tradición católica, con el inicio de la Cuaresma ayer, Miércoles de Ceniza, algunos creyentes acostumbran no consumir carne roja porque representa el cuerpo crucificado de Cristo, y sustituyen este alimento por carne blanca, principalmente pescado.

 

 

Por ello, a partir de este 14 de febrero y durante el resto de la festividad, se espera un incremento de más de un 50 por ciento en la demanda de pescado y marisco, anunció en presidente de la Unión de Pescaderías de Cajeme, Carlos Yánez Gámez.

 

 

Destacó que hasta el momento no se ha registrado un aumento en el costo de los productos marinos y dijo se mantienen los mismos precios a la venta, en beneficio de los consumidores.

 

 

El lenguado, la tilapia, la corvina, la lobina y el cazón son los tipos de pescados que más se consumen en esta fecha, y el incremento se da principalmente los viernes y repunta durante la Semana Santa.

 

 

El lenguado tiene un precio de 160 pesos el kilo, mientras que la lobina y la tilapia 80; el filete de lisa 70, cazón y curvina 90 pesos por kilo y la manta entre 50 y 80 pesos, dependiendo la variedad, señaló.

 

 

Dijo que hasta el momento está garantizado el abasto de escama durante los primeros días de la Cuaresma.

 

 

Por su parte Roberto Galindo, adulto mayor y vecino de la colonia Constitución, dijo que es fiel a la religión católica y por ello la mayoría de esta festividad se abstiene de consumir carnes rojas.

 

 

“Llevo manta y lenguado; comeré por este día que inicia la Cuaresma y luego los viernes de cada semana. Cada año lo hago así; por cierto, sí noté un leve aumento en los precios”, resaltó mientras compraba en uno de los establecimientos del Mercadito Unión.

 

 

 

LLAMAN A NO COMPRAR PESCADO EN BALDES
Durante la temporada de Cuaresma, la ciudadanía debe evitar comprar pescado de los vendedores que circulan por diferentes puntos de la ciudad con tambos, aseguró el director de la Unidad de Regulación Sanitaria, Fernando Gutiérrez Fraijo.

 

 

El funcionario estatal explicó que esos vendedores no están regulados y se desconoce la procedencia de sus productos, la higiene que manejan y la inocuidad del hielo.

 

 

“Ellos llegan como si anduvieran vendiendo chicles, pero andan vendiendo pescado; entonces no sabemos cuánto tiempo pasa desde que lo pescan hasta que llega al consumidor, y eso es riesgoso”, indicó.

 

 

Añadió que ya se acudió al MerCajeme, el Mercadito Unión, la Central de Abastos y otros lugares a donde acuden a instalarse para vender sus productos.

 

 

Agregó que se debe cuidar la higiene de los recipientes en los que se echa el hielo, así como la elaboración del mismo, ya que debe ser con agua purificada y empacado con bolsas esterilizadas.

 

 

Por último, dijo que las pescaderías establecidas y los puestos semifijos con hieleras sí están regularizados, y la ciudadanía puede adquirir sus productos en esos lugares.

Dejar un Comentario