Olores fétidos a un costado de kinder

Olores fétidos a un costado de kinder

Oviel Sosa
Setenta y cinco infantes que estudian en el preescolar Sor Juana Inés de la Cruz están siendo afectados, pues a un costado de la institución educativa se localiza un solar baldío, el cual es usado para arrojar todo tipo de desperdicios.

 

 

Los residuos posteriormente son quemados, situación que preocupa a las madres de familia, así como al personal que labora en el kinder, porque el escenario que se está viviendo es de contaminación.

 

 

El preescolar se ubica por la calle Buffelm entre Valle del Trigo y Yori en la colonia Valle Dorado, el cual tiene 25 años desde que se fundó, y desde hace varios años el terreno que se encuentra a un lado ha sido utilizado como basurero, factor que ha influido para que el alumnado haya bajado en un 50 por ciento.

 

 

“Antes había 150 alumnos; ahora sólo tenemos 75 y en parte ha sido por que las madres de familia al ver el terreno que esta enseguida lleno de basura, prefieren no inscribir a su hijo”, señaló la directora del plantel, Blanca Olivia Cruz Sánchez.

 

 

La encargada del preescolar expresó que el terreno se ha limpiado en varias ocasiones por parte del Ayuntamiento, quienes han atendido las solicitudes que se han hecho, al igual el Departamento de Bomberos en repetidas ocasiones ha acudido para sofocar llamas que son provocadas por las mismas personas que arrojan desechos.

 

 

De igual manera la directora, manifestó que el dueño del terreno ha mandado maquinaria a limpiar, siendo la última vez el pasado mes de septiembre, pero que las personas siguen incurriendo en la práctica de arrojar residuos, por lo que tienen planes de cercar y poner letreros para ver si de esa manera se respeta el espacio y no avientan sus desechos.

Dejar un Comentario