Ejército saturado. Golpes al narco, a la baja

Ejército saturado. Golpes al narco, a la baja

EL UNIVERSAL.-
La lucha contra el narcotráfico en México a manos del Ejército registró sus cifras más bajas en los últimos 10 años. Las detenciones, los decomisos de droga, armas y vehículos disminuyeron de manera notable en comparación con el Gobierno del ex presidente Felipe Calderón. De 2007 a 2011 se realizaron cada año, en promedio, 8 mil capturas relacionadas con delitos contra la salud.

 

 

Mientras que de 2013 a 2017 la cifra bajó a 5 mil 400.

 

 

Una de las razones principales es que las tareas de seguridad de las Fuerzas Armadas son mucho más amplias que en el sexenio anterior. “El Ejército está cumpliendo misiones ajenas.

 

 

Inicialmente eran para la guerra, no para ser policías. Esto cambió poco a poco porque en materia de seguridad interior fallaron los ámbitos policiacos y a la política no le quedó de otra que echar mano del Ejército”, asegura Jorge Nuño Jiménez, coronel en retiro.

 

 

Durante el sexenio del ex mandatario Felipe Calderón, la actuación de las tropas se centró, primordialmente, en la lucha contra el narcotráfico. Pero en los últimos años más militares fueron ocupados para tareas de seguridad pública, según los informes de la SEDENA. Esto hace que la diferencia de resultados entre sexenios sea amplia. En la administración de Calderón, las detenciones de personas relacionadas con delitos contra la salud creció 71%. En 2011 fue el año en el que se registraron más arrestos. De 41 mil 675 capturas, tres de cada 10 fueron hechas por la SEDENA.

 

 

Mientras que en el sexenio de Enrique Peña Nieto este tipo de acciones bajaron. De 2013 a 2017, las hechas por la Secretaría de la Defensa disminuyeron 78%. Año con año, el número de aprehensiones por cuestiones relacionadas con narcotráfico fue descendiendo, de acuerdo con los datos del informe “Esfuerzo Nacional”. Pero, al mismo tiempo, el número de militares destinados a tareas de seguridad pública aumentó.

 

 

A esto se le tiene que añadir un elemento clave en las detenciones: la mayoría se realizan en flagrancia y no caen los grandes criminales líderes de grupos del narcotráfico. Por lo general se arresta a delincuentes menores, quienes son acusados de posesión o venta de estupefacientes, pero en pequeñas cantidades.

Dejar un Comentario