AQUÍ… SAMAYS… ASÍ es que con este capítulo…

Por: Gilberto Gárate

… deseamos cerrar nuestro informe de actividades de GRUPO SAMAYS en este año que acaba de terminar y que concierne a su compromiso de organizar y participar con su equipo, tanto en eventos locales, como su Torneo Anual de Beisbol de Invitación en Mazatlán y que es al que nos estamos avocando como cierre. Y como ya nuestros lectores esperando están, les narré las incidencias de aquella gran final y a las cuales pocos daban crédito o cuando menos los que conocíamos el equipo obregonense con el que se estaba participando; es decir, un equipo falto de pitcheo, ello por su gran ausencia de última hora, que es en verdad la posición que más se necesita en este tipo de eventos; en fin, como quiera que sea lo que se había hecho estaba más que pagado; es decir, tres triunfos y estar en la gran final sólo que sería contra LA CAREADA de CULIACÁN con vasta experiencia en estos torneos que estaban cumpliendo diez años y los cuales les había redituado algunos campeonatos hilvanados; en fin, todo listo para esa gran final y en un escenario digno, como lo era también aquel estadio del CLUB SARABIA conceptuado como el mejor, todavía los elementos de los equipos eliminados se quedarían un rato más para ver aquel encuentro campeonil de aquella décima edición de beisbol Máster.

 

 

EL ALTO mando de Samays, “LALO” VILLEGAS y sus colaboradores MIGUEL y JAVIER mandan a la lomita a ÁLEX Méndez el mismo que había iniciado un día antes ante AGUASCALIENTES y había lanzado las siete entradas para acreditarse aquel encuentro, por CULIACÁN, o sea LA CAREADA, MANDABA a ANTONIO ALARCÓN, pitcher que lucía fresco, listo para lanzarle a los de Samays e ir por aquel encuentro campeonil y para qué negarlo, LA CAREADA lucían seguros, cuando menos así lo veíamos los OBREGONENSES que estábamos apostados en el graderío de aquel escenario peloteril.

 

 

ASÍ es que aquel encuentro de aquella gran final lucía con una expectación en lo máximo tocando a Samays batear como visitante (había perdido el volado) y La Careada haciendo home team, se van cero por cero hasta que en aquel tercer rollo SAMAYS logra ponerle número a la casa con una carrerita para ponerse al frente, pero poco les duró el gusto a los OBREGONENSES, ya que en ese mismo cierre LA CAREADA se pone arriba en el marcador con tremendo cuadrangular de JUAN CISNEROS, tomando uno en base para sumar par de anotaciones y ponerse 2-1. Todavía los de LA CAREADA agregarían una más en el cierre de la cuarta para ponerse ADELANTE 3-1. Ahí entra al relevo JOAQUÍN MARIO VILLEGAS, que de la receptoría había sido jalado, tomando su lugar el profe JOEL TOLANO.

 

 

PERO bien, en aquel quinto episodio, SAMAYS logra un tremendo rally de CUATRO CARRERITAS para subirse en el marcador 5-3, hits ligados del “Charritas” Estrada, Francisco Rodríguez, “Mundo” Cuamea y el mismo pitcher JOAQUÍN MARIO VILLEGAS harían de momento aquella hombrada de remontar aquel marcador 5-3, aunque en el cierre de ese mismo quinto rollo LA CAREADA anotaría una más; sin embargo, SAMAYS, en el sexto episodio, logra timbrar dos más para sumar siete, y ahí sí ese marcador vencedor jamás lo perdería, aunque LA CAREADA anotó una más en el sexto rollo, pero sería la última; en fin, el marcador final 7-5… y ¡SAMAYS CAMPEÓNNN! Pero antes, los angustiosos TRES ÚLTIMOS OUTS los describimos así: ROLA AL SHORT que fácilmente toma “TOÑITO” OCHOA y vía seis-tres cae el primero. El segundo out: Flay al centro que elegantemente toma GILBERTO “Charritas” ESTRADA. Y EL TERCERO: Flay al primera base JAVIER RÍOS; este sí angustioso, porque el sol le dificultaba hacer el engarse, pero que finalmente cayó en su guante para el tercero. Ahí sí aquella comitiva obregonense invadía el terreno de juego, pues aquella increíble coronación se había por fin dado. Imagínense después de diez años SAMAYS por primera vez CAMPEÓN.

 

 

LA VERDAD, un servidor, sin poder celebrar, aunque por dentro y con justa razón estaba deseando estar con aquella enardecida plebe CAJEMENSE. Y es que como director general de aquellos eventos no podía ser juez y parte. Quizá nadie lo notaría, pero para mis adentros mi indiscreción sí me ganaba. En verdad no pude disfrutar en plenitud aquel gran logro, pero nadie mejor que yo sabría de aquellos sufrimientos de toda índole para aquel logro, no sólo del campeonato, pues ello incluía la organización de este evento que durante diez años se estaba desarrollando y que esta vez llegaban a mejor término; y cuando se dice mejor término no sólo estamos citando este décimo torneo, pues a ello le estábamos sumando ya lo que en un futuro apuntaría para una expansión de estos torneos, pero ello lo llevaría en mis alforjas y con perspectivas concretas, aunque traía conmigo EL “SÍ PARTICIPO” de la mayoría de las delegaciones. Así es que saliendo de este mismo evento, esto nos corresponderá más adelante, si DIOS me lo permite, darlo a conocer, aunque a estas alturas del partido ya todo mundo enterado esta de ello, pero es esta nuestra narración respecto a los trabajos de Samays durante este año que recién feneció. Ahora, a darle vuelta a la hoja; por lo demás, gracias a mis lectores por soportar esta narración, pero es que fue lo hecho por GRUPO SAMAYS y eso creo yo no fue cualesquier cosa, así es que cerraremos nuestros riegues con nuestro viejo y acostumbrado colofón: PÓRTENSE BIEN DE DOMINGO, Y SI NO… ¡INVITEN… A DONDE SEA! Antes de irnos, apliquemos lo siguiente: “QUEDÉMONOS CON LO QUE NOS HAGA TOCAR EL CIELO DESDE EL SUELO”.

Dejar un Comentario