Asistimos a Hermosillo, el día de ayer…

J.C. Ruiz

Asistimos a Hermosillo, el día de ayer, a una importantísima reunión convocada por el gobierno del Estado, para dar a conocer, en forma oficial, el establecimiento en la ciudad capital sonorense, de una planta ensambladora de automóviles compactos, para exportación. Sería reiterativo, prolijo, cansado detallar aquí, en tan breve espacio, las incidencias de esa junta en la que se dieron a conocer todos los detalles de tan trascendente paso, que pone a Sonora en el camino de su verdadera industrialización.
Sólo deseo, destacar aquí, que este resultado, es el resumen y, para expresarlo con un término dominguero, el COLOFON de una constante, permanente, diríamos, martillante gestión del Gobernador Samuel Ocaña García, que, tal vez por esa forma de ser tan nuestra, de sonorenses fríos o cautos en el aplauso, no se aquilató en toda su magnitud, la trascendencia tan enorme que tiene este hecho histórico e incluso, siento que fuimos, los representantes de la comunicación , un poco incisivos en pequeñas cuestiones de trámite y procedimiento y dejamos pasar por alto, algo que es lo más valioso y lo más positivo en esta circunstancia:
Que Ocaña le ha dado a Sonora una nueva, extraordinaria modelación económica, financiera, de capacidad productiva y ha sembrado para el futuro una semilla de progreso y de elevación en diversos niveles y que no tenemos los sonorenses, en verdad, con qué pagarle tan valioso desempeño, excepto con una simple, sencilla, tranquila, pero tan expresiva palabra:
GRATITUD…

Dejar un Comentario