Sigue renegociación  del TLCAN: Guajardo

Sigue renegociación del TLCAN: Guajardo

Según Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, los sindicatos canadienses y estadounidenses “están luchando por algo que, al final del día, va a dejar de existir”.
Y para reforzar su dicho, ejemplificó con una planta de ensamblaje de frenos, cuyos dueños acaban de comprar una máquina que por poco más de dos dólares al día “sustituye a una persona”.
El funcionario mexicano sostuvo que estos sindicatos no deberían inmiscuirse en el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) -y sobre todo, en el referente al sector automotriz-, pues varios se quejaron ante sus gobiernos de que la política de bajos salarios que se aplica en México les quita fuentes de empleo.
“Han tenido la ambición, que no es del interés de México, de internacionalizar el sindicalismo”, añadió Guajardo Villarreal, quien subrayó que los sindicatos canadienses y estadounidenses “perdieron influencia” en años recientes y que la versión “modernizada” del TLCAN -si es que existe- reforzará el capítulo laboral.
Fue una observación del cónsul de México en Ontario -sede de las mayores plantas automotrices de Canadá-, la que detonó esta declaración del funcionario federal.
El diplomático señaló a Ildefonso Guajardo que los sindicatos canadienses se quejan de que las condiciones laborales en México les hace una competencia desleal. “En el sector automotriz canadiense, México es el malo de la película”, subrayó.
Durante su conferencia ante el cuerpo diplomático mexicano, el titular de la Secretaría de Economía disertó sobre la agenda comercial de México, primero del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP), luego de la modernización del Acuerdo con la Unión Europea y de la Alianza del Pacífico, y guardó hasta el final el polémico capítulo del TLCAN, que él mismo evoca con sus siglas en inglés: NAFTA.
Guajardo Villarreal subrayó que no fue sino hasta la quinta ronda de negociaciones que Washington puso en la mesa de discusión los temas “más críticos” -como los capítulos sobre el sector automotriz y el agropecuario-, y explicó que ello se debió a que Trump no cuenta con el respaldo de los actores de estos sectores en Estados Unidos.
Además, aseveró que los gigantes estadunidenses del sector automotriz no están de acuerdo con el incremento del contenido regional de las piezas al 85% y que “muchas de las propuestas” expresadas por Trump en materia de restricciones al comercio en materia agropecuaria son “contraproducentes para ambos lados”.

Dejar un Comentario