Cadena roja

Por: Juan Manz

Mujer, plural controversia
de singulares misterios.
Crisálida y mariposa.

En ti libé de la savia
que te crecía conmigo,
y preso por nueve meses
me liberé en unas horas.

Universo primigenio,
mi hambre y mi sed unidas,
hoy te saluda este hombre
en el instinto de un niño.

Y fluye cadena roja
por sus arterias dormidas.
Otra prisión lo alimenta
pero resulta la misma.

Soy yo, que vengo de nuevo,
tú eres, cobrando cuentas,
es él, ausente animado,
en ella, mi compañera.

Dejar un Comentario