Instruyen a prepas contra crimen

Instruyen a prepas contra crimen

EL UNIVERSAL.-
Los alumnos de bachilleratos federales de todo el país deberán aprender y estar preparados para reaccionar ante balaceras, enfrentamientos entre grupos criminales u operativos de las fuerzas federales que ocurran dentro o cerca de sus planteles, intentos de suicidios o accidentes durante viajes escolares.

 

 

Los protocolos de seguridad para los centros educativos federales de educación media superior contienen acciones para que directivos, docentes y alumnos sepan cómo reaccionar ante 10 situaciones específicas: accidentes en viajes escolares; portación o uso de armas dentro de la escuela; amenaza de bomba; intento de suicidio en el plantel; enfrentamiento con armas de fuego en los alrededores; violencia escolar; accidentes o lesiones en la escuela; consumo de alcohol y drogas dentro de la institución, despliegue de fuerzas militares o policiacas, y robo a la escuela.

 

 

Los documentos han sido distribuidos por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en “prácticamente todo el país”.

 

 

Desde 2010 existen antecedentes de la forma de actuación en las escuelas de educación básica ante las situaciones de violencia; ahora la secretaría difunde esas acciones dentro de la variedad de planteles del sistema de bachillerato.

 

 

“Recostarse en el piso boca abajo, lejos de puertas y ventanas, así como permanecer en silencio y apagar el celular. Evitar actos como correr o asomarse por las ventanas, entrar en contacto con los agresores, tomar fotografías o videos del suceso. Informar a la o el docente si él mismo o un compañero ha resultado herido”, señala el protocolo de actuación ante enfrentamientos armados.

 

 

Se les pide que, en caso de avistar fuerzas militares o policiacas fuera del plantel, mantengan la calma, avisen “con prontitud” a su maestro, prefecto, personal administrativo o autoridad escolar; obedecer sus instrucciones y después seguir el mismo protocolo que en el caso de los enfrentamientos armados.

 

 

En los casos de riñas con armas de fuego en los alrededores del plantel y el despliegue de un operativo de fuerzas militares o de la policía, se les pide a los alumnos que mantengan la calma, sigan las instrucciones de sus maestros o autoridades escolares, y que se resguarden en lugares seguros como salones de clase, bibliotecas, talleres y laboratorios.

 

 

“Estándar mínimo de seguridad”
“En particular, en lo que concierne al tipo medio superior, estos protocolos resultan sumamente necesarios y útiles para poder gestionar las situaciones de riesgo para la seguridad que pueden surgir como parte de la cotidianidad de un plantel, considerando las necesidades de los distintos subsistemas que integran el tipo Medio Superior”, señala la introducción del documento.

 

 

El protocolo también incluye qué hacer en caso de observar a una persona armada dentro del plantel, sea un alumno personal de la escuela o cualquier sujeto ajeno a la comunidad.

 

 

“Cerrar la puerta con llave o atrancarla con el escritorio o sillas. Hacer un pase de lista de las y los alumnos que se encuentren en el salón. Procurar mantener calmados a los estudiantes, especialmente a los que tengan crisis nerviosas. Informar al director —vía celular u otro medio electrónico— si una o un estudiante ha sido herido, ha fallecido o necesita apoyo médico”, señala.

Dejar un Comentario