El 2017, año complicado para el campo

El 2017, año complicado para el campo

Por: Federico Chávez Manjarrez

Para los productores agrícolas de los diversos tipos de tenencia de la tierra, el 2017 fue un año muy complicado, sobre todo por las indefiniciones en las reglas de operación de los diferentes programas federales y el poco apoyo al sector primario.
Así coincidieron el presidente de la Asociación de Organismos de Agricultores del Sur de Sonora (AOASS), Baltazar Peral Guerrero; el del Grupo UCAY, Carlos Alberto Esquer López; el presidente de la Unión de Crédito Agropecuario e Industrial del Valle del Yaqui (UCAIVYSA), Juan Alday Moreno; el de la Asociación de Agricultores del Valle del Yaqui (AAVYAC), Humberto Castillo Zaragoza, y el presidente de la Alianza Campesina del Noroeste (ALCANO), Abel Castro Grijalva.

Ante ese panorama, se estima que este 2018 se modifique el apoyo al sector y se actualicen los ingresos objetivos para los granos básicos, máxime que por parte de la SAGARPA y de ASERCA existe un reconocimiento de los costos de producción reales, además que es urgente una política agrícola que estimule la productividad y los haga más competitivos.

En tanto, el presidente del Grupo Yaqui, Esquer López, dedujo que el 2017 fue un año difícil en materia de apoyos y precios, aunque las producciones de los granos estuvieron dentro del promedio, pero el problema es la rentabilidad.

Por su parte, el presidente del Grupo UCAIVYSA, Juan Alday Moreno, calificó el 2017 como un año difícil, con muchos problemas acentuándose, más con el tema de los apoyos que, hasta la fecha, muchos continúan sin llegar.

En tanto, el presidente de la AAVYAC, Humberto Castillo Zaragoza, resumió el 2017 como un año difícil y con un mal sabor de boca, derivado de la falta de cumplimiento de los acuerdos tomados por parte del Gobierno Federal.

Finalmente, el presidente de la ALCANO, Abel Castro Grijalva, calificó el 2017 como un año duro, en todos los sentidos: Bajos ingresos objetivos, incumplimiento y retraso en los apoyos federales, los cuales siguen sin aterrizar.

Dejar un Comentario