Primer capítulo quedó igualado

Primer capítulo quedó igualado

Nicolás Sánchez puso al frente a Rayados al minuto 8 y Enner Valencia lo empató al 25

 

 

 

La fiesta de la final del futbol mexicano tuvo su primer capítulo la noche de ayer, en donde los norteños Tigres de la UANL y Rayados de Monterrey se fueron con empate a un gol.
Duelo en medio de caída de aguanieve que puso helado el Volcán, el cual poco a poco fue calentando gracias a la afición felina que se dio cita para este duelo de ida y que en la cancha también tuvo efecto.

 

 

El cuadro rayado se fue al frente en el marcado apenas a los siete minutos de juego, cuando en una jugada confusa y una imprecisión por parte del arquero felino Nahuel Guzmán el jugador de Monterrey Nicolás Gabriel remató de cabeza y abrió la pizarra.

 

 

Así cayó el 1-0 a favor de Rayados al minuto 8, la afición estaba incrédula, siempre algo le pasa a Tigres ante su acérrimo rival, pero la confianza en su equipo se mantenía, pues Tuca salió a la cancha del Volcán con un cuadro ofensivo.

 

 

Sin embargo, Javier Aquino mandó su disparo por encima al 21’ y esto hacía desesperar a los seguidores, aunque al 25’ estalló el Volcán, cuando el árbitro Jorge Isaac Rojas marcó falta de Rogelio Funes Mori en contra de Enner Valencia dentro del área. El ecuatoriano se encargó de cobrar el penal y lo hizo espectacular, a lo Panenka para empatar al 26’.

 

 

Así se fue el primer capítulo de la final, la cual también tuvo saldo en contra para ambas escuadras, pues Monterrey sufrió la expulsión de Leonel Vangioni, mientras por Tigres vio tarjeta roja Hugo Ayala. El domingo se jugarán los segundos noventa minutos.

Dejar un Comentario