Transporte urbano  sufre vandalismo

Transporte urbano sufre vandalismo

Por: Roberto Aguilar

Un problema constante que tiene el transporte público, son los daños que reciben por vandalismo, donde se quiebran los vidrios, es graffiteada su carrocería, lo cual sale caro para el concesionario reparar, dijo Antonio Mendoza Apodaca.
El presidente del Consejo de Administración de Transportes Integrados de Navojoa (TINSA), detalló que los arreglos varían de los 700 hasta los 5 mil pesos.
Explicó que los destrozos en las ventanas causados por piedras lanzadas como proyectiles por lo general ocurren en zonas semi oscuras donde no funciona el alumbrado público, en las periferias y prácticamente ante la nula vigilancia de las autoridades de Seguridad Pública.
“Cierto que no es un problema de ahorita pero cada vez nos pega más a los concesionarios”, subrayó, “incluso han sido detenidos menores de edad por quebrar vidrios de las ventanas, niños haciendo ya este tipo de ilícitos”.
No ocurre todos los días pero sí por rachas, indicó, llegando al grado de tener al mismo tiempo hasta seis unidades “parchadas” en ventanas y puertas mientras consiguen los materiales de repuesto.
Mendoza Apodaca comentó que la situación en ocasiones se torna exasperante como el año pasado cuando a dos días de haberse estrenado las unidades del UNE fueron vandalizadas en ventanas y graffiteadas.
Al interior mismo de los camiones ocurren afectaciones cuando usuarios irresponsables pintan la lámina y los respaldos de los asientos, lamentó, sin ponerse a reflexionar que desmejoran en lo que a diario se transportan.
De las nuevas unidades el repuesto del vidrio de una ventana si es lateral cuesta unos 700 pesos, especificó, el más grande alcanza los mil 800 pesos.
“Lo malo es que el proveedor difícilmente vende por separado las piezas, entonces tenemos que comprar la ventana completa cuyo valor es de 5 mil pesos, y si hablamos del vidrio principal de frente son 8 mil pesos”, precisó.
Dijo que el alto costo es también porque se trata de calidad vidrio templado el cual al momento de ser impactado por un objeto y romperse se deshace en añicos evitando con ello daños a los pasajeros.
Además tardan en la reposición porque es material que tiene que encargarse de fábrica, agregó, por lo general a estados del sur del país.

Dejar un Comentario