Llamada

Jesús Carbajal Chávez.-

Pequeño ven a mi casa
le decía una voz,
con suavidad hablaba
palabras de El Creador.

Pero triste y preocupado
buscaba alrededor,
esperando ver la imagen
de la señal de amor.

La inquietud del pequeño
por encontrar al Señor,
acrecentaba la dicha
con rezos y oración.

Aquella voz insistente
penetraba en su corazón,
pues el pequeño inocente
quería ver a su Dios.

Pequeño tu cuerpo es mi casa
mi templo a donde voy,
tú eres ese sustento
a quien derramo mi amor.

Dejar un Comentario