Pleitos por el Senado III y la licencia de la gobernadora

Pleitos por el Senado III y la licencia de la gobernadora

Apenas acabé de escribir sobre del tema del Senado y viene de regreso, resulta que las cosas se pusieron color de hormiga en el PAN, al grado de que de la diputada Célida López Cárdenas decidió colgar el hábito, al menos en lo que respecta a ese partido e irse con su proyecto y en especial con su particular estamina a otra parte en donde sí sea bienvenida.

 

 

Le platico: Muy temprano el jueves la diputada integrante de la 61 Legislatura, puso en su cuenta de Twitter un mensaje, señalando que se iba del Partido Acción Nacional, que presentaría su renuncia de carácter irrevocable y que además por consecuencia natural, también se salía del grupo parlamentario que coordina Luis Serrato Castell.

 

 

Los motivos de Célida fueron claros, ella siente que en el PAN no se le apreciaba, que incluso se le discriminó por el hecho de ser mujer, que se ejerció violencia política en su contra y que por encima de todo la lógica en la que está trabajando la dirigencia nacional, que encabezan Ricardo Anaya y Damián Zepeda Vidales, está destruyendo la esencia, principios y rumbo del panismo.

 

 

En ese sentido, Célida no tuvo menoscabo en decir que a Ricardo Anaya le falta experiencia, trayectoria y sobre todo, tamaños para ser presidente de la República, pues no le alcanza con el hecho de haber sido secretario particular de un ex gobernador de Querétaro o haber sido diputado federal para aspirar al cargo, y de Damián, la verdad es que dijo de todo, desde que se comporta como el dueño del partido en Sonora, hasta que reparte a su gusto las candidaturas en el ánimo de que nadie le haga sombra en su proyecto de convertirse en candidato a gobernador en el 2021.

 

 

El detalle es que también vaticinó una derrota monumental del panismo en Sonora en el 2018, precisamente por esas prácticas y esas ambiciones personales.

 

 

De todo lo señalado por Célida me queda claro que la manzana de la discordia en ese partido es Ramón Corral, y que se trata además de una manzana envenenada, porque trae alocados a los distintos protagonistas en ese partido, que no son pocos y está causando un verdadero cisma al interior del partido, ya ayer le decía que Cuauhtémoc Galindo Delgado señaló que él va a pelear por la candidatura al Senado hasta donde tope, que Javier Gándara se desmarcó y dijo que no va; pero también el diputado Luis Serrato Castell, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado busca esa posición y en un descuido el alcalde de San Luis Río Colorado, Enrique Reina Lizárraga también le entra al quite.

 

 

El asunto de fondo es que son demasiados tiradores para una fórmula en la que solamente caben dos, y ahora aunque Célida decidió mejor irse del partido, en busca de otra casa, la pelea sigue abierta y de verdad el asunto tiene mucho de fondo, porque no veo a Damián Zepeda reculando en este asunto donde quiere a Ramón Corral ahí para representar y proteger sus intereses, pero tampoco veo a Serrato y a Temo Galindo desmarcándose, por lo que este puede ser el gran tema que marque el rumbo del proceso político panista.

 

 

Por cierto, muchos se preguntan a dónde va Célida López, ciertamente una mujer talentosa en esto de la política y mis antenas me indican que bien podría ser recibida en MORENA, en donde les urge un perfil como el suyo, entrón y competitivo a fin de completar o incluso encabezar, la fórmula senatorial de ese partido, en donde Alfonso Durazo Montaño está muy interesado en competir.

 

 

Usted sabe lo que puede ocurrir de cara al 1 de junio, y no sería la primera vez en que un partido es arrastrado por la ola de un candidato presidencial fuerte, que en este caso usted sabe es Andrés Manuel López Obrador, el de todos conocido y de muchos temido “Peje”.

 

 

Así que está historia sigue con los dramas, héroes y villanos de ocasión que usted comienza a conocer… No cambie de canal.

 

 

***
Ayer ya noche en la Colonia San Bosco, la gobernadora Claudia Pavlovich dio una muestra abierta de su sencillez y de su ánimo de que como cualquier ciudadana tiene que hacer los trámites que la Ley le obliga, y mire, lo hizo tramitando su licencia de conductora, en un evento en el que las distintas instancias y agencias de Gobierno llevaron sus servicios a esa colonia popular.

 

 

La gobernadora se detuvo en el stand que la Agencia Fiscal del Estado tuvo a bien colocar ahí y que Alejandro García Rosas, director general de recaudación atendía muy diligentemente, en eso la mandataria se acordó que tenía la licencia vencida, y decidió que era la oportunidad.

 

 

Y la verdad es que estoy seguro de que difícilmente usted verá al volante a Claudia Pavlovich en estos momentos, sin embargo relató que su hija más pequeña de repente y en el momento menos esperado le pide ir a tal o cual parte, y que ella responde, “es que no tengo licencia”.

 

 

A lo que después su hija le dice: “Pues ni modo que te vayan a parar”.

 

 

Sin embargo la gobernadora contó que mejor por si las moscas, se decidió a sacar la licencia y tenerla vigente “no vaya a ser la de malas, uno nunca sabe cuándo se ofrece”.

 

 

El asunto es que a querer y no la mandataria mandó un mensaje importante y es que todos los ciudadanos debemos cumplir con la Ley, y en este caso para conducir debemos tramitar la licencia automovilística a fin de andar en regla y lo más apegados posible al reglamento de Tránsito.

 

 

Por lo demás se trata de un trámite que es sencillo, automatizado y que no es caro, pues el precio de la licencia y otros documentos han permanecido y seguro seguirán congelados

 

 

 

En Facebook Pasión por los Negocios
En Twitter @demiandu
Correspondencia a [email protected]

Dejar un Comentario