Cartón además de divertido,…

… estampa clásica del mexicano de hoy, uno de los últimos de Raúl Moysen. He aquí su descripción con esencia de nopal y acento de grillo: El papi leyendo su DIARIO predilecto, sentado a medio sofá, de esos sin descansos. El chaval greñudo, barrigón y preguntón que quiere saberlo todo:
-Papi.. ¿qué carrera se estudia para ser político?
-M-M… cualquiera hijito, cualquiera… Eso sí, tienes que ser hijo de rico o influyente y aprender a decir frases como éstas: “Lucharé por los marginados… Protegeremos a las clases populares”…
El viejo ya en onda, habiendo agarrado aviada, como si viviese el personaje en un mitin de masas continúa su discurso demagógico:
“Defenderemos el poder adquisitivo de los trabajadores… “No falla el sistema, fallan los hombres”…
“La Revolución se bajó del caballo y se encaramó en un tractor de oruga, etc., etc.”
El chavalillo desconfiado por la verborrea desbordada del Papi, se pone escéptico y replica:
-¡Uy…por ya estuvo que nunca fui político.
-¡Porqué… ¿a poco no puedes aprender esas frases niño pesimista?
-No, Papi, eso cualquiera pero… ¿cómo le hago para ser hijo de rico e influyente?
-Ya jálese pa´ fuera mocoso malcriado!…

Dejar un Comentario