En la disyuntiva del dedazo o la democratización…

Por: Bernardino Galaviz

En la disyuntiva del dedazo o la democratización, la vigésima segunda asamblea nacional priísta
Entre el dedazo del grupo Atlacomulco y el Gobierno de coalición

A cuatro días de la celebración de la veintidosava asamblea nacional del Partido Revolucionario Institucional, en donde a estas alturas ya están listas las cinco mesas temáticas; visión de futuro, rendición de cuentas y ética, declaración de principios, programa de acción y estatutos; en donde todo indica, los ojos de la militancia estarán clavados sobre las mesas, programas de acción y estatutos, por aquello de los indiscutible polvaredones levantados por la propuesta de Beltrones, sobre el hoy por hoy publicitado Gobierno de coalición, en un enésimo intento de revitalizar al longevo partido nacido hace 88 años, por lo mismo, según muchos en los estertores de la muerte y con ello también el sistema político mexicano, encabezado la mayor parte de los sexenios por estas siglas multicuestionadas también por usurpar los colores patrios. Mesas en donde las filtraciones están anunciando estarán muy vigilantes, por dos priístas de la extrema confianza del hoy por hoy, jefe del presidencialismo, los senadores, Emilio Gamboa Patrón y el ex presidente nacional priísta, César Camacho Quiroz, el de los colmillos más retorcidos, sobre todo para menguar hasta donde sea posible la propuesta beltronista, esto es, a base de pura verborrea, sin los anunciados candados, en estos momentos, en una especie de no amarrar navajas, para no dar lugar a pleitos y divisiones al interior del ex invencible, para lo cual, Ochoa Reza, ya dio una adelantada con la nota, de no ser estos los tiempos para hablar de candidatos y mucho menos de candados, todo esto, también en adelantada respuesta a quienes justificadamente o no, pretendan emigrar o convocar a otras organizaciones, como los galileos, perredistas de la talla de don Graco Ramírez, el “Bronco” de Monterrey y Moreno Valle de Puebla, para continuar atizándole a la propuesta del visionario sonorense, por cierto, reconocida por muchos, adentro del ex invencible, entre ellos una gran mayoría de senadores y diputados, además de Miguel Ángel Mancera, jefe de CDMX y una centena de liderazgos de afuera y organismos no gubernamentales, como lo ideal para lograr la revitalización del sistema, las instituciones y legitimar los gobiernos, en el marco de una sociedad más plural y democrática en todos los órdenes de la vida. Ante esta disyuntiva, el PRI de una vez por todas abre de par en par las puertas a todas las corrientes ideológicas y políticas, o continúa privilegiando el omnímodo dedazo para tomar las decisiones más importantes de la vida nacional, en estos momentos cruciales.

Dejar un Comentario