Dunkerque… El angustioso mundo de la guerra

Dunkerque… El angustioso mundo de la guerra

Por: Jesús Carvajal Moncada

En mayo de 1940, pocos meses después de iniciada la segunda guerra mundial, 360,000 hombres, de los ejércitos británico y francés, se encontraban cercados por las tropas alemanas en la ciudad francesa de Dunkerque, cerca de la frontera con Bélgica. Según la historia, por alguna razón desconocida, Hitler se rehusó a dar la orden de hacer un ataque contundente a las fuerzas aliadas. Tal vez por la cantidad de soldados que iba a enfrentar, o porque no contaba en ese momento con la capacidad suficiente para llevar a cabo una ofensiva a gran escala. Esta situación dio la posibilidad al enemigo de organizar la que es conocida como Operación Dinamo, coordinada por el ejército de la Gran Bretaña, con el apoyo de Francia.
Estos hechos son retomados por el director de origen inglés, Christopher Nolan, para la realización de la película w El elenco incluye a Tom Hardy, Kenneth Branagh, CillianMurpy, Mark Rylance, FionnWhitehead, Harry Styles y Jack Lowden, en tanto la música y fotografía estuvieron a cargo de Hans Zimmer y Hoyte Van Hoytema, respectivamente. La filmación se llevó a cabo en la ciudad de Dunkerque precisamente, utilizándose barcos, botes y aviones reales propios de dicha época, además de miles de extras.
Nolan aborda el intento de evacuación de los soldados desde la perspectiva aérea, marítima y terrestre, aunque los tres contextos están en constante interrelación. En la película jamás se observa al enemigo, por lo que no se incluyen encarnizados combates frente a frente, como es típico en los temas que tienen que ver con la guerra. En lugar de ello, el director crea una atmósfera de ansiedad, temor, preocupación e incertidumbre de un numeroso grupo de soldados, quienes saben que en cualquier momento serán atacados por los alemanes. Lo único que se ve son aviones lazando bombas, las balas derribando soldados o pasando cerca de otros y un torpedo que se avecina inevitablemente a un barco de rescate, para impactarlo y hundirlo. Lo importante para esta filmación en todo caso, es la angustia de la gente al intentar cruzar el océano y verse de pronto bajo fuego, de saber que el enemigo se aproxima desde un lugar incierto, pero también que se debe enfrentar a la naturaleza misma.
La música y el manejo de la cámara son elementos clave en esta obra, que contiene sólo los diálogos necesarios. Este es un aspecto menos considerado por Nolan, al no dar oportunidad de desarrollo a los personajes a través de su expresión verbal, ya que prefiere un espectador que viva junto con ellos las horas de angustiosa espera para abandonar la ciudad. Y al ser precisamente un producto cinematográfico, contiene elementos acordes a ello, es decir, que no necesariamente sucedieron de tal forma, como el par de soldados jóvenes (Whitehead y Styles), que viven situaciones de las cuales parece que no saldrán vivos y finalmente lo logran; también el caso de un civil (Rylance), que arriesga su vida y su bote para rescatar soldados, uno de estos, un piloto (Lowden), a punto de morir ahogado cuando el agua inunda su aeronave. La escena final en cambio, cuando otro piloto que ha colaborado significativamente con el rescate (Hardy), aterriza en territorio enemigo y es capturado por lo alemanes, única ocasión en que estos se ven tenuemente, representa el sacrificio de un hombre a cambio de que cientos de miles fueran aniquilados.
En Francia, no obstante, se presentaron críticas de cineastas y ex militares en el sentido de que Nolan no dio crédito al ejército francés, que también había combatido en Dunkerque y apoyado la misión. Por ello califican la película incluso como un videojuego. Puede resultar hasta cierto punto lógica esta postura, pero debe entenderse, y la gente relacionada con la industria fílmica principalmente, que Nolan tiene plena libertad para llevar a cabo su propuesta cinematográfica. Podrá haber omitido la realidad completa del acontecimiento, pero logra captar con precisión las diversas emociones de los participantes. Este fue siempre su principal objetivo.

Dejar un Comentario