Desengaño

Por: Jesús Carbajal Chávez

Me fuiste arrebatando
poco a poco el corazón,
con ese amor que creía
lleno de tanto fervor.

Tus besos fueron el fuego
que me hicieron quererte,
tu cuerpo fue el dseo
de un cariño insatisfecho.

Fue tu amor tan desmedido
que se volvió un capricho,
al querer estar contigo
acabe por ser cautivo.

Fuiste amor, pasión y fuego
fuiste todo desenfreno
fuiste voluntad incierta
para gobernar mi miedo.

Pude dejar tu domino
cuando más ya no aguanté,
tu infamia y desafío
que terminó en mi retiro.

Pero una gota de amor
en ti nunca existió,
menos una palabra tierna
que me diera comprensión.

Eras sola una muñeca
arrastrada por la pasión,
por ese deseo ingrato
me entregué a tu amor.

Que triste el desengaño,
que malo fue mi error,
la angustia se debatía
por un deseo tan peor.

Pero si bien el te quiero
pronto se volvió rencor,
desprecio, odio, temor,
recelo y preocupación.

Cruel realidad enfrente
al conocerte mejor,
pues vivía atormentado
con tu ingrata posesión.

Dejar un Comentario