¿Qué pero le ponen ahora al hospital?

Por: Demian Duarte

Claro, bien dirigido, contundente y muy completo, así me pareció el plan para el desarrollo del nuevo Hospital General de Especialidades de Sonora con el complemento de la ampliación y mejora de vialidades aledañas a fin de controlar el asunto de un aumento en el tránsito de personas y vehículos por la zona que no derivan solamente del nosocomio que se construirá donde está la Cruz del Norte, sino de 3 edificios de oficinas con sus respectivas plazas comerciales y un nuevo mall que se ubicará a un costado del proyecto que impulsa el Gobierno de Sonora.
Seguro usted está enterado que se invertirán mil millones de pesos en el centro hospitalario y que se agregarán ahí servicios médicos de especialidad que lo convertirán en el mejor de todo el noroeste de México, y que ahí se podrá atender quien lo requiera así, no sólo los derechohabientes de Seguro Popular.
El doctor Gilberto Ungson Beltrán, secretario de Salud fue muy concreto y junto a personal de la Secretaría de Infraestructura presentó lo que se hace llamar plan integral para el desarrollo urbano del sector poniente de Hermosillo, ofreció la razón por la que no se moverá el proyecto y es que el recurso ya está etiquetado a un proyecto que se diseñó con meses de anticipación para la ubicación elegida, en un terreno que además ya tiene uso hospitalario, es decir la Cruz del Norte.
El Hospital tendrá área de alimentos en su interior, estacionamiento para 450 autos, una especie de estación interna del transporte urbano y taxis, y para no entorpecer el tránsito ni siquiera se ubicará sobre el Bulevar Colosio, sino sobre la vía secundaria que está ahí para acceder a la zona de la SEC y Los Lagos. Se trata de un hospital de 4 pisos con 32 mil metros de construcción que se desarrollará en un predio de 9 hectáreas, tendrá equipo propio de lo más avanzado en imagenología y radiología a fin de proveer a los especialistas que ahí laboren con los diagnósticos más certeros.
Pero más allá de eso la zona circundante tendrá una serie de proyectos extendidos, comenzando por la ampliación y modernización del Bulevar Quintero Arce que ahora conectará de norte a sur al Bulevar García Morales con el Paseo del Río, pasando claro, por un costado del nuevo nosocomio. Adicionalmente en la zona cercana se agregará la ampliación del Bulevar de las Quintas hasta el Paseo del Río, se rehabilitará el drenaje y colector pluvial de la zona que tantos problemas trae con los socavones y para rematar el plan se construirá un paso a desnivel en el cruce de Colosio y Solidaridad a fin de desfogar el apretado tránsito de ese que es uno de los cruceros más conflictivos de la ciudad.
Todo esto con una inversión adicional de 440 millones de pesos, de modo que se busca dotar a la zona del pomposamente llamado “Sector Colosio Poniente” de Hermosillo de mayor viabilidad en cuanto a su desarrollo.
No olvidemos que en construcción hay 3 torres que son Colossus, Metrocentro II y Andenes, además del centro comercial que se ubicará donde muchos creían que estaría el nuevo Hospital, de modo que en efecto, todo esto sumado al desarrollo de nuevos desarrollos residenciales en la zona traerá mayor carga vehicular a la zona que de por sí ya tiene un aforo de 75 mil autos diarios.
Yo agregaría (cosa que no se dijo en la rueda de prensa de este miércoles) la prolongación del Bulevar Colosio hacia el oeste, ya que se juntará con el Bulevar García Morales un par de kilómetros más adelante y la modernización de la calle Jet en la Colonia La Manga, además de una segunda vía que podrá transitar desde el punto final del Paseo del Río Sonora actual, hasta el Estadio Sonora a fin de resolver el enorme problema vial que representan hoy en día los juegos de beisbol y otros espectáculos que se presentan en esa instalación deportiva, sin embargo este proyecto no está previsto hacerse ni este, ni el otro año, quizás en 2019.
Estamos hablando pues de un efecto multiplicador que tiene que ver con el desarrollo de infraestructura, un proceso que se hará de manera bien dirigida a fin de sustituir una infraestructura hospitalaria que tiene 100 años en operación y que está pensando con un enfoque de establecer cimientos de lo que deberá ser un Hermosillo moderno, dotado de servicios eficientes y de primer nivel para su población.
Por supuesto, me queda claro que esto no dejó satisfechos a algunos de los inconformes, pero a otros sí, pues incluso ya hay colonias del “Colosio Poniente” que están retirando las pancartas de oposición al hospital que unos cuantos pusieron por sus pistolas en las entradas de las privadas.
Sin embargo yo creo que a los inconformes que integran el mencionado movimiento de “Familias Unidas” ya nada los podría dejar satisfechos, como no sea la reubicación, porque se han radicalizado y es un factor cíclico en Hermosillo y en la sociedad, que parece no haber proyecto que los deje contentos, pero el asunto es que Hermosillo es una ciudad en crecimiento, con un desarrollo superior al de cualquier otra urbe en el país, la vida tranquila y pausada que muchos añoran y que suponen tienen por ejemplo en el sector Colosio, es algo que el crecimiento poblacional y el desarrollo urbano va dejando atrás.
Ahora tengo claro que todas los que se oponen viven en colonias cerradas con seguridad privada, por lo que aún pueden preservar su entorno tranquilo dentro de sus conjuntos habitacionales, suponiendo claro que la convivencia entre vecinos así se los permita.
Este jueves está prevista una rueda de prensa del “Movimiento Familias Unidas del Sector Colosio Poniente” a las 8 de la mañana y me intriga saber qué pero le van a poner ahora al plan del nuevo hospital, pero claro, todo mundo tiene derecho a la manifestación de sus inquietudes e ideas.
El asunto de fondo es aquí que no se puede imponer el interés de unos cuantos al de la mayor parte de la sociedad, y en este caso el interés superior es precisamente el acceso a servicios de salud de una gran mayoría de ciudadanos que no los tienen.
Me inquieta conocer sus argumentos, por el hecho de que muy en el fondo este tema comienza a parecer más bien un debate propiciado por interés partidista.

Correspondencia a [email protected]
En Facebook Pasión por los Negocios
En Twitter @demiandu

Dejar un Comentario