A sólo un mes y medio para el inicio del desgrane…

Por: Bernardino Galaviz

A sólo un mes y medio para el inicio del desgrane de la mazorca trienal, o como bien dice la vox populi, “se le empiece a acabar el agua al bule”, como si la sucesión municipal fuera una feria, con toda y la algarabía implícita en el proceso electoral, por doquier se están mencionando posibles precandidatos para sentarse en la silla a dejar por Heliodoro Soto Holguín, esto es, en el eventual caso de no aventarse por la reelección y decidirse por el escaño en San Lázaro o mínimo la diputación local, “sincho” dicen, se vengan como se vengan las negociaciones,” fierro plebes” la tiene amarrada; en un ambiente de tensa calma chicha, en donde como es natural las patadas debajo de la mesa golpetearán una y otra vez como es natural, para lanzar a Mario Cantú, a quien dicen movieron de la Tesorería a Desarrollo Social para recomponerle su maltrecha imagen, en donde dicen continúa batallando ante la falta de tablas para lograrlo, enrocando a Gerardo Manuel hacia las filas del ex invencible para ponerlo a la vista y a escasos cien metros de la planta alta de Constitución y Madero, en donde por su desempeño hasta las hormigas de Marabunta están alborotando a Adrián Valdez Lam, a quien afirman sus compinches el diputado federal se la debe, como había estado comprometido también con Fernandito Rosas, antes de jugarles a ambos el dedo en la boca y antes de aparecer en el escenario político su esposa Elda Gómez, quien últimamente hasta las chanclas trae aplastado el acelerador para ser ungida con el banderín en pos de la ansiada Alcaldía, dicho esto también, si al desacreditado congresista federal no le salen las cuentas en pos de la Cámara Alta, tal vez hasta su esposa, con todo y la fundación del mismo nombre, es echada a un lado, para de bajada agarrar la Presidencia Municipal, como un consuelo antes de tocar fondo definitivamente, por el pecado de haber traicionado a su original padrino y caer en los brazos del nuevo, dicho esto, Javier Ruiz, mejor conocido como el “Charrito Pemex”, en ese contrapeso, podría ser el fiel de la balanza para la gran decisión, sobre todo para el logro del equilibrio social y político, en el ánimo de detener a una parte de los llamados ricos, alrededor del ex invencible, antes de emigrar los consabidos oportunistas hacia las filas del blanquiazul, en donde para fortuna de los tricolores, las cosas están también a punto de arder y no precisamente por los intensos rayos del sol, si no por los encontronazos pegados una y otra vez, de donde han brotado chispas, entre el tal Panchito Vázquez y su incondicional escudero, el “Kalulo”, contra el samicareño del “Chavalo”, quien con su manifiesta actitud revanchista no descansará hasta aplastarlos con todo y los acerados candados atravesados desde las alturas, pues poderoso caballero es don dinero y el respaldo de dos de los no menos caballones de César Bleizeffer y el “Negro” Gaytán, no se ha dejado esperar, como un evidente anticipo de salirse con la suya; pues quién sabe, se comenta en otros espacios públicos, ante cientos de fans apostándole a Jorge Naranjo Bravo, a través de las redes sociales y en la calle, en donde se le pronuncia como el ideal, representativo de la ciudadanía, por su don de comprobado servicio altruista a la comunidad, con cuyo capital político aseguran, les abriría un enorme boquete tanto al PRI como al PAN, todo esto, sin dejar de considerar el enorme arrastre del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), arrasando a lo largo y ancho del territorio nacional con la basura de todos los partidos políticos y más si a nivel municipal logran unificarse Antonio Estrella y Juan de Dios Castro Pacheco, tramados de nuevo, en dimes y diretes, traiciones e intrigas, ante Alfonso Durazo Montaño, el mero mero en el Estado, quien de regreso los mandó a la tierra de los generales a seguir trabajando para no caer en el pernicioso desgaste. Complementa este anticipado escenario, dice la raza, Eusebio Neyoy , el popular “Chevo Laguna”, mejor conocido como el “Mocali”, quien a punto está de llenar un cuaderno con cientos de firmas estampadas por la ciudadanía de todos los niveles y todos los barrios, deseosos de ver en los puestos públicos, caras diferentes , con otro perfil y comprobada trayectoria de servicio social, como la traslúcida en la ciudadanizada humanidad del “Mocali”, matizada a puro pulso a través del trato diario con la gente, población trabajadora diario sobándose el lomo para llevar el pan a las mesas de sus hogares; asimismo Bulmaro Pacheco, siempre puntual y oportuno al tic tac del reloj electoral, por gobernar al pueblo donde vivió , a quien por cierto la semana pasada los grillos lo divisaron disfrutando de las paradisiacas playas de Rocky Point, viaticando y charoleando, a quien se le ponía enfrente.

Dejar un Comentario