El PRI en Etchojoa, de mal en peor; Gocobachi, peor que el “bombón”

Ubaldo Ibarra se está tumbando perjudiciales e inservibles alimañas; en la mira algunos para el segundo informe
Notable avance ecológico y ambiental en el emblemático Río Mayo

Por: Bernardino Galaviz

 

Mientras en el orden internacional durante las últimas horas han estado corriendo las noticias del retiro del embajador de Rusia en los Estados Unidos, por presuntas implicaciones del Rusia-gate durante las elecciones del pasado ocho de noviembre, en este mundo convulso cada vez menos resuenan las noticias, las muertes, secuestros y desaparecidos a lo largo y a lo ancho del territorio nacional como el sucedido la madrugada del sábado en la CDMX, balacera donde murieron dos y resultaron diez heridos; viéndose y escuchándose todo estos magros acontecimiento, como algo normal. Por rumbos del vecino Municipio de Etchojoa en los espacios del Partido Revolucionario Institucional, con la nueva dirigencia encabezada por el de Basconcobe Noé Gocobachi, continúan peor a como estaban con David Gutiérrez Villegas, el afamado “bombón”, quien a pesar de los esfuerzos sobre humanos para ponerle enjundia y entusiasmo al liderazgo social y la restructuración de los 44 seccionales, apenas logró avanzar un pequeño trecho debido a los pocos apoyos recibidos desde el Comité Estatal y el organigrama municipal, en donde el yoreme del “Goyo” Ontamucha se convirtió en el principal verdugo, armando grillas y estrategias para enfadarlo y solito tirara la toalla, como finalmente sucedió, ante la también insistencia del presidente del PRI estatal, Gilberto Gutiérrez Sánchez, de pedirle la pelota para entregársela al magisterio, grupo social y político, a
quien se le adeuda el compromiso de haber llevado al poder al alcalde Ubaldo Ibarra Lugo; dicho esto, para eso ni quien le gane al sigiloso yoreme, moviéndose siempre como víbora entre las hojarascas del monte seco, con sus apenas lánguidos movimientos, tal cual es su sociocultural , denotando con ello nunca haber servido para cosas positivas, corriendo hasta la fecha en el consenso popular, la especie de andar pidiendo para la gasolina a menos de setenta y dos horas de haber dejado la silla de la Presidencia Municipal por rumbos de Bacobampo, en donde para vergüenza popular se le había parado una viejona Chevy, dos puertas y cuatro cilindros igualmente media bomba, manejando el indio para evidenciarse ante la opinión pública como una persona honesta cuando todo mundo lo conoce como una rata consumada y carente de escrúpulos para cuidar tan solo un poquito su maltrecha dignidad, esto es, por servil y arrastrado al resto de las hierbas de acompañamiento dentro del borreguismo, en donde el aborigen ha sido pieza clave o fue mejor dicho, para el control, manipulación y manejo de los habitantes de la nación Yoreme-Mayo. Dicho esto, hasta el “patón” de Lucio Solís, el guapo de la calle pípila número 23 del histórico barrio del Hito de esta cabecera municipal, hace tres años le refregó en su propia cara, lo repetido ya por muchos, en ocasión de un reclamo ante la lentitud de unos trabajos de electricidad ordenados por Ontamucha Valenzuela al parecer también en el segundo frente, en donde, en el desacostumbrado tono el aborigen, le dijo al “patón”, “tres días llevas trabajando y con esa pasma, no has hecho nada”, le remarcó, obteniendo de ipso facto, es decir al instante, como contrarrespuesta, “ y tú… duraste tres años en la Presidencia Municipal, tampoco hiciste nada, porque nunca has servido para nada, le remachó” saliendo el indígena disparado, no sin antes dejarle unas monedas al trabajador para las sodas y no siguiera hablando; sin embargo, bajo otra visión, fuera de las redes de las políticas negativas, grupales y electoreras, como suele suceder en los entornos municipales, en donde los funcionarios menores haciéndole al “Juan Camaney” suelen confundir patas con bofes, Ubaldo Ibarra Lugo, sacudiéndose la modorra y todo tipo de alimañas perjudiciales, continúa trabajando en el reequipamiento del Municipio, con obras de infraestructura carretera, puentes, caminos, espacios de salud y educativos, proyectos productivos y sociales, sin descuidar los imperativos de la seguridad pública y la prevención de la salud, en donde la gobernadora ha puesto especial énfasis ante el hecho cierto de evitar hasta donde sea posible la llegada del menor número de enfermos a los hospitales y todavía más, cuando prácticamente nada se pueda hacer para salvarles la vida, en cuya tesitura, puntualizando el dedo sobre el renglón de la salud, acaba de autorizar jornales, vía el Cabildo, para limpiar y mantener en buenas condiciones los parajes recreativos del río, en donde según los últimos reportes, continúa el avance a pasos agigantados, en una área de cinco hectáreas más, con barrido, quema de basura y pintado de árboles, emparejado de hoyos y barrancos en esa parte del Río Mayo, dejándolo en condiciones para ser aprovechables por cientos de familias del Municipio y la región durante los sábados y los domingos, a lo largo de la semana por los jóvenes deportistas y turistas en estos días en tránsito a propósito del periodo vacacional, un 100 pues para el acalde, un gran acierto para la administración municipal en materia ecológica, despertar iniciado por el maestro Ramón Armando Laguna Barredez y Alonso Soto Ayala, en la visión de contribuir con su granito de arena a los imperativos del bienestar social.

Dejar un Comentario