Riesgos del TLCAN

Riesgos del TLCAN

EL UNIVERSAL.-
La preferencia de la administración del presidente Donald Trump por acuerdos bilaterales, objetivos más agresivos en la renegociación por parte de Estados Unidos, así como la aplicación de tarifas “resorte” son algunos de los riesgos que puede enfrentar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), estimó Citibanamex.

 

 

En el análisis Hoja de ruta hacia TLCAN versión 2.0, la firma financiera destacó que el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, tiene preferencia por acuerdos bilaterales sobre multilaterales.

 

 

“Si las renegociaciones se estancan, existe una posibilidad, baja por el momento, a nuestro parecer, de que Estados Unidos optara por retirarse del TLCAN e intentara celebrar dos acuerdos bilaterales con Canadá y con México”, explicó Citibanamex.

 

 

Otro riesgo es la discusión de temas agresivos como la aplicación de tarifas “resorte”, que se activarían si un aumento súbito en las importaciones genera un posible perjuicio a su industria. En tanto, Estados Unidos también podría presionar por garantizar un piso parejo en el tratamiento tributario de los bienes intercambiados.

 

 

“Aun cuando no esperamos que un impuesto a las transacciones fronterizas se materialice en la versión final de un paquete de reformas tributarias, la administración Trump podría enfocarse en lo que considerarían un tratamiento tributario recíproco”, dijo el banco.

 

 

Otro riesgo es que el Gobierno de Trump presione sobre cláusulas cambiarias bajo la premisa de que el peso mexicano está desalineado.

 

 

“Si este tema surgiera, los representantes mexicanos probablemente argumenten que, dado el esquema de libre flotación de México, la única forma de lograr el propósito señalado es por la vía de generar un mecanismo de apoyo financiero patrocinado por Estados Unidos”, explicó.

 

 

Para Citibanamex, actualmente el escenario con 50% de probabilidades en la renegociación del TLCAN en la etapa de negociación se completaría al comienzo de 2018 y el acuerdo sería firmado en fechas cercanas a la de la elección presidencial en México.

 

 

“Suponemos que entonces un ‘tiempo fuera’ sería solicitado antes de entrar a la ratificación. Dicha pausa duraría hasta que hayan pasado las elecciones de medio término en Estados Unidos de noviembre. En EU, el voto del Congreso tendría lugar a comienzos de 2019. En México, el presidente Enrique Peña podría enviar el acuerdo firmado vía iniciativa preferencial al nuevo Senado, que entra en funciones el 1 de septiembre de 2018”, añadió Citibanamex.?

Dejar un Comentario