Querétaro campeón de Supercopa

Querétaro campeón de Supercopa

El estreno oficial de Miguel Herrera en su segunda etapa no fue el mejor. América lució adormilado, sin ganas de volar. Fue sorprendido por un Gallo que cantó en par de ocasiones para llevarse la Supercopa MX a casa, 2-0 final.
El Stubhub Center fue testigo del primer fracaso del “Piojo” en su nueva era. Su equipo no tuvo “punch” y terminó por ceder ante una escuadra con personalidad. Querétaro levantó su segundo título oficial en su historia. Curioso sonará que fueron ante los dos equipos más grandes del país, Chivas y las Águilas.
La travesía americanista no terminó en Carson. Un viaje a Los Mochis para chocar con Murciélagos faltará, después vendrá la Liga.
La jornada cero que tanto presumió el “Piojo” mostró dormido a su equipo.
Herrera plantó al que en un principio sería su 11 en el inicio del torneo. Marchesín en la puerta; Aguilar, Valdez, Vargas y Samudio en la zaga; Rodríguez, junto a William en la contención; abiertos Laínez e Ibarra; arriba Romero y Peralta.
La lujosa alineación crema fue opacada por la tenacidad y fortaleza queretana. Gallos lució con toque. El espolón estuvo afilado y atacaron de inmediato.
La primera llegó en las piernas de Noriega. Luis Miguel mandó centro a segundo palo, Villa se tiró de palomita, pero el palo jugó de color amarillo para evitar la apertura del marcador.
No pasó mucho para el segundo susto. Gómez robó el esférico en la salida, centro templado a segundo palo llevó estampa de gol, Samudio tuvo que recargar al “Tito” Villa para evitar todo. ¡Penalti para Querétaro!
Emanuel tomó el esférico. Su cresta lució firme y sin titubeos. El “Tito” soltó el espolonazo desde los 11 pasos para mover la red. ¡Gol de Querétaro!
América soportó el primer golpe, aunque este no vino solo. En un choque, Ibarra no se pudo levantar. Cambio forzado para Herrera. El “Güero” Díaz fue al campo.
El golpe psicológico fue mortal para los cremas. Solamente Guido Rodríguez respondió ante la adversidad. El argentino cortó lo que pudo. Miranda Galindo pitó. El descanso llegó.
La tónica no cambió en el complemento. América lució chato, sin la potencia que lo caracterizó siempre. No pasó mucho para que los cambios llegaran. Darwin Quintero entró por un exhausto Laínez. El “Científico” no tuvo la fórmula del empate.
Querétaro hizo su juego. Con la posesión, contuvo los esfuerzos amarillos.
Erbín Trejo brilló con los propia. El ex Toluca centró como con la mano, Mier se levantó en segundo palo y picó por segunda vez a los azulcremas.
La ausencia de Cecilio Domínguez se notó. El “Piojo” recurrió con desesperación a Orrantía. El “Charal” participó muy poco.
La recta final del encuentro pareció de más. Solamente Guido Rodríguez hizo temblar el marco de Volpi, pero América ni así se pudo levantar.
No hubo más en el Stubhub Center. Madrugaron al América, que en su primer juego importante en el regreso de Miguel Herrera, falló y feo.

Dejar un Comentario