VAYA labor que están haciendo los pequeños de la Escuela de Beisbol La Salle,…

… categoría 7-8, reuniendo fondo para asistir al Nacional de la clasificación. Los fines de semana venden agua purificada en las calles Náinari y Tabasco, buscando reunir la cantidad de 96 mil pesos para poder cumplir su sueño y asistir a este certamen. Lo bueno sería que los empresarios de Cajeme, que apoyan el deporte, se acerquen a ellos y les ofrezcan su ayuda. Llevan poco más de 25 mil pesos reunidos; les falta bastante. Ojalá que los cajemenses, cuando los vean con la botella de agua, los apoyen, despréndase de una cooperación para apoyar a estos chiquitines.

 

 

MÉXICO hoy tiene la prueba de fuego. Se juga su clasificación a cuartos de final. Curazao, en el papel, luce fácil; así se pensaba de Jamaica. El partido anterior era golear y gustar, pero de plano no dieron una los verdes, salieron muy molestos del terreno de juego y encarando al público en Denver, que los rechifló. Aunque después varios jugadores ofrecieron disculpas por su actitud.

 

 

En fin, este día por la noche sabremos si el equipo mexicano está en cuartos de final o se va a casa y, por ende, el despido de Juan Carlos Osorio.

 

 

Por cierto, cuando se acabó el juego contra Jamaica, el colega y amigo Pablo Santini hizo una transmisión en vivo en redes sociales y explotó contra Osorio: Quiere la cabeza del entrenador colombiano, a como dé lugar. Ya no lo quiere ni por asomo en la dirección técnica del equipo que asistirá a Rusia.

 

 

De nada sirve que vaya de líder en el Hexagonal. De plano el fracaso en la Confederaciones y lo que sucede en Copa Oro lo tiene muy decepcionado; habla de serias razones para darle cuello al cafetalero. Una de las críticas es que le señor Santini asevera que las rotaciones no tienen razón de ser; otra es que no convence con su planteamiento táctico dentro de la cancha y, para acabarla, pide que Decio de María se vaya a un asilo, que es donde debe de estar, según el señor Santini.

 

 

Todo le molesta, dicen sus detractores; lo único que no le molesta es cómo lo trata su suegro, que lo tiene bien chipilón.

 

 

Por cierto, dicen que es el único de los últimos siete suegros que ha tenido que lo quiere. Cabe aclarar que esos siete son en menos de dos años. Salió muy querendón, el chamaco.

 

 

NOS dio mucho gusto la victoria del chamaco Santiago Somer Domínguez en Ciudad Juárez, Chihuahua; joven que lleva buen paso para dar grandes satisfacciones a su entrenador y gente que confía en él. Somer debe de tomarse las cosas con calma y pisar bien el suelo. No debe de caer en el exceso de confianza y en el “estrellitis” que les da a muchos que apenas empiezan. El Somer es un peleador que tiene una pegada que muchos envidian y en su peso Superligero podrá llegar a ceñirse algún cinturón mundial, pero, repito: Las cosas con calma, debe de caminar antes de correr.

Dejar un Comentario